Por qué los perros se muerden su propio rabo

18 octubre, 2019 - Marta Benayas

Aunque cada perro es un mundo, hay patrones de comportamiento que se repiten independientemente de la raza que sea, y que el dueño debe conocer para saber si se trata de algo puntual, una mera anécdota, o si por el contrario estamos ante un problema de salud grave.

En la fisionomía de estas mascotas hay ciertas partes que destacan por la expresividad que le confieren a su personalidad, como puedan ser las patas, las orejas, el hocico, los ojos y cómo no, el rabo. Precisamente este último es uno de los que más debates causan no solo por su poder indicador del estado de felicidad del animal, sino porque es uno de los apéndices con los que más interactúan ellos mismos.

Si tu perro se muerde el rabo puede significar muchas cosas, y antes de alarmarte o simplemente no tomarlo en cuenta, deberías conocer algunos de los motivos más frecuentes para que consultes con tu veterinario el problema y encuentres una solución.

Está jugando

Si es un cachorro y se muerde la cola probablemente se trate de un juego. El animal no tiene percepción de su fisionomía y para él la cola es un ente más. Conforme crezca entenderá que es una parte de su cuerpo y dejará de hacerlo.

A muchos les encanta jugar con él (Istock).

Sufre estrés o ansiedad

Cuando el animal no pasea lo suficiente, pasa demasiadas horas solo o está triste es muy común que padezca episodios de estrés que pueden manifestarse de formas diferentes (como por ejemplo lamerse las patas o intentar llamar tu atención de las formas más extrañas). Morderse la cola es otro de esos síntomas y si quieres que deje de hacerlo lo primero que tienes que hacer es incitarlo a que se mueva más, con largos paseos y mucho ejercicio para que desfogue, esté cansado y además segregue endorfinas (la hormona de la felicidad que le hará estar más contento).

Tiene problemas en la columna o la piel

Y con esto también nos referimos a dolencias en las patas o la cadera. El can se gira e intenta morderse la cola para descubrir el punto exacto en el que está el dolor. Los problemas cutáneos son otro de los motivos que pueden causarlo.

La mayoría no tiene percepción de que es una parte de su cuerpo (Istock).

Parásitos

Pueden ser externos, como pulgas o garrapatas, o también intestinales, que como resultado le causan picor en la zona. De ahí que intente morderse la cola para rascarse.

Glándulas anales

Los perros poseen unas glándulas cerca del ano que, si no se vacían, se llenan de restos de heces y le provocan picor (un problema que puede ir a mayores si no se limpian, pudiendo causar una grave infección). Si se muerde la cola lo hace para calmarse, notarás que están llenas también si arrastra el culete por el suelo.

1 respuesta a “Por qué los perros se muerden su propio rabo”

  1. Eva Maria dice:

    Mi perro lo hace cuando está nervioso por que va a salir a la calle o incluso cuando quiere llamar la atención. Empieza a dar vueltas y se intenta morder el rabo, no sé si es normal. Pero no se hace daño.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.