Las 5 enfermedades más frecuentes en los perros mayores

7 agosto, 2019 - Marta Benayas

Las similitudes entre los perros y las personas sobrepasan lo meramente anecdótico (una prueba la encontramos en las las múltiples ilustraciones que comparan a los peluditos con sus dueños, por ejemplo). Tanto en el ámbito físico como en la salud, nuestros peluditos envejecen con las consecuencias que eso conlleva.

Conforme pasan los años muchos son los achaques que padecen, especialmente dependiendo de una raza u otra y otros factores como el peso, la complexión y el tipo de vida que haya llevado. A continuación explicamos los más frecuentes.

Las enfermedades más frecuentes en los perros mayores

Atritis

Es muy similar a la de las personas y se caracteriza por un dolor intenso en los huesos y las articulaciones que dificultan la ejecución de los movimientos, por eso tu mascota tendrá problemas a la hora de caminar y realizar ciertas posturas. Su desarrollo es bastante gradual, por lo que si la empiezas a tratar pronto el veterinario podrá darte una terapia para que sea más llevadera. Es muy importante que el animal se mantenga en su peso y no acumule kilos de más o todavía le resultará más difícil moverse.

Problemas cardíacos (iStock)

Enfermedades dentales

Es de vital importancia vigilar la salud bucodental de tu pequeño porque cualquier tipo de molestia en la boca puede tener repercusión en el resto del cuerpo: desde una mala alimentación a incluso dolores en las articulaciones. Para mantener sus dientes en perfecto estado no descuides la limpieza, cepíllalos y recurre a juguetes especiales que le ayuden a eliminar el sarro, además de encantarles, son perfectos para que ejercite la dentadura.

Sordera

Si existiesen audífonos para perros os aseguraríamos que tendrían un gran éxito. Con el paso del tiempo muchos peludos pierden capacidades cognitivas y para contrarrestar sus efectos empiezan a desarrollar otras capacidades como la vista o los ladridos y gruñidos.

Ceguera

Por desgracia es otra de las más comunes y podrás notarlo en la pérdida generalizada de los reflejos del animal o los momentos en los que se desorienta. Una pequeña prueba de que está empeorando su visión y padece cataratas es que mires a contraluz el iris, si es traslúcido lo más probable es que tenga un problema ocular.

Artritis (Istock)

Problemas cardíacos

Aunque muchos tipos, la mayoría se deben a degeneraciones en las válvulas cardíacas, tanto en las aurículas como los ventrículos. Muchas veces este tipo de enfermedades se enmascaran bajo tosidos o fatiga cuando el animal se mueve.

Aunque estas son algunas de las más típicas, cada organismo es diferente y tolera de una forma diversa el paso de los años. De lo que no hay duda es que tendrás que estar más pendiente de su salud conforme vayan pasando los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.