Por qué mi perro se lame las patas

18 julio, 2019 - Marta Benayas

No hay duda de las similitudes en el comportamiento de los perros y los humanos, sin embargo, para muchos entender lo que nuestros peluditos quieren decirnos en cada momento supone una verdadera incógnita. Por mucho que su lenguaje corporal pueda indicarnos con claridad si se encuentra triste o feliz, lo cierto es que hay algunos gestos que todavía no logramos entender a la perfección.

Uno de ellos -y bastante común además- viene relacionado con la forma en la que los canes se lamen a sí mismos, concretamente las patas, un gesto que en ocasiones realizan de forma compulsiva y que puede suponer una verdadera incógnita para muchos. ¿A qué se debe? Los motivos más comunes te los explicamos a continuación.

La ansiedad puede estar relacionada (Istock)

Ansiedad

El nerviosismo es un problema que cada vez afecta a más perros y la forma de manifestarse puede ser muy variada: pérdida de apetito y horas de sueño, ladrar excesivamente y cómo no, lamerse las patas de forma compulsiva.

Tiene carencias

En otro artículo explicamos que muchos perros cuando son cachorros se comen sus propias heces debido a la ausencia de bacterias intestinales necesarias para el funcionamiento de su organismo, lo mismo sucede con sus extremidades. Muchas veces presentan sustancias que el animal necesita en ese momento y por eso no pueden evitar hacerlo.

Alergias

Si el animal en un momento determinado padece una alergia es muy normal que se lama las zonas que más le molestan con el fin de calmar el picor y la irritación.

Higiene

Aunque los gatos tengan fama de ser muy limpios, los perros también lo son. Determinadas razas son tan sumamente pulcras que no pueden evitar limpiarse de arriba abajo cada vez que vuelven de paseo, especialmente las patas.

Por qué mi perro se lame las patas (Istock)

Picaduras

Otro de los motivos más comunes puede deberse a la picadura de un insecto, un problema especialmente molesto en la época de verano y primavera.

Si tu fiel amigo sigue lamiéndose las patas y no logras descifrar el motivo no dudes en consultar con tu veterinario, él sabrá mejor que nadie lo que hay que hacer para ponerle remedio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.