¿Puede ser mi perro vegetariano?

12 diciembre, 2018 - Maria Aguirre

La humanización a la que hemos sometido a los perros incluye algunos extremos como el hecho de que ahora exista un gran número de canes vegetarianos. No es malo, simplemente es algo que no ocurre de forma natural porque los perros, al igual que los gatos, son mamíferos que están habituados a comer carne por naturaleza, por lo que es debido a la dieta que sus dueños deciden administrarles que sean o no vegetarianos. Por lo tanto, la respuesta a si un perro puede serlo sería sí, pero nunca por motu propio.

España es un país donde el número de vegetarianos es muy elevado y la curva va en aumento, por lo que sería lógico pensar que ocurrirá lo mismo con el número de mascotas que tampoco comen carne. Es difícil encontrar el equilibrio entre una filosofía de vida y la honestidad a los principios como persona con la naturaleza y las necesidades de un animal que conviva con nosotros y sea de nuestra responsabilidad su cuidado.

Cada vez son más las mascotas que no comen carne (Foto: iStock)

La manera más objetiva de acercarnos a este tema es a través de la ciencia, y la realidad es que no existen hasta la fecha investigaciones concluyentes sobre las consecuencias que puede tener en un perro una dieta vegetariana. Esto habla a favor de aquellas personas que deciden aplicar en sus animales lo mismo que hacen con su alimentación, por lo que es una posibilidad real ofrecerle una dieta vegetariana.

Eso sí, es fundamental consultar con el especialista para saber de qué forma alternativa se le pueden proporcionar las vitaminas y nutrientes que necesita y que una dieta libre de carne no puede asegurarles. Esto es, no se puede ofrecerle una dieta vegetariana sin más, sino que es necesario surtirle de los aditivos que les aporten esos componentes que no poseen los alimentos de origen vegetal. No es algo distinto a lo que ocurre con los seres humanos, que también necesitamos de dichos aportes energéticos y vitamínicos.

Introduce los cambios en su dieta de forma paulatina (Foto: iStock)

Por último, es fundamental introducirle los cambios en la dieta de forma paulatina, por lo que si estás pensando en convertir a tu perro en un animal vegetariano, nunca debes hacerlo de golpe si no quieres arriesgarte a que pueda sufrir graves trastornos que afectan a su salud. El veterinario siempre debe ser la principal referencia sobre la que elaborar todos los cambios que permitan hacer la transición hacia la dieta vegetariana más recomendable para tu animal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.