Pros y contras de adoptar un perro guía

12 Octubre, 2018 - Marta Benayas

facebook whatsapp

Si estás pensando en adoptar un perro, te damos la enhorabuena, hoy en día comprar uno con la cantidad de canes que están buscando un hogar es, además de absurdo, una falta de sensibilidad. Aunque ofrecer una buena vida es una de las acciones más nobles que puedes realizar, tienes que tener en cuenta el tipo de raza que vas a escoger, así como la edad que tenga.

No es lo mismo adoptar a un cachorro recién nacido que todavía no sabe nada ni tiene ningún tipo de hábito adquirido, que a otro que es más mayor y ha estado toda su vida acostumbrado a comportarse de cierta manera. Si te estás planteando que entre en tu familia un perro guía -después de varios años de trabajo ya no se les permite seguir con su labor así que la mayoría son puestos en adopción- te recomendamos que sigas una serie de pautas.

Necesitan su independencia (Istock)

Pros y contras de adoptar un perro guía

Nuestro primer consejo es que tengas paciencia, necesitará su tiempo para adaptarse, y más si ha sido un perro que ha trabajado toda su vida como perro guía. Como ventaja tendrás que son unos perros muy disciplinados y que aprenden rápido, por lo que no tendrás que preocuparte.

También tendrás que tener en cuenta que este tipo de perros están adiestrados para hacer sus necesidades en el mismo sitio siempre, así como pasear por los mismos sitios, por eso no deberá sorprenderte que al principio, cuando salgáis de paseo, quiera marca él el camino a seguir.

Si adoptas a un perro que ya está educado la comunicación con él será más fácil, además, él se encargará de que entiendas su comportamiento, será muy fácil establecer una comunicación fluida entre ambos. Se adaptará sin problemas a tu familia y podrás disfrutar de su buena conducta desde el primer día.

Necesitan pasear mucho tiempo cada día (Istock)

Por el contrario, si lo que deseas es enseñar a tu perro desde el primer momento y vivir su proceso de crecimiento, entonces no te recomendamos que adoptes a un perro guía ni a ninguna raza que sea adulta, lo mejor para ti es un cachorro.

Reflexiona sobre tus gustos y preferencias

Antes de elegir el que mejor va contigo piensa en tus necesidades y las suyas, además de lo que estás dispuesto a darle, todo saldrá mucho mejor con algo de planificación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.