Qué hacer si le da un golpe de calor a tu gato

19 julio, 2019 - Marta Benayas

El verano es sinónimo de vacaciones y tiempo de ocio, pero también de altas temperaturas prácticamente a todas horas. Aunque puedas pensar que eres el único que sufre el calor, si hay alguien que lo padece en silencio esas son nuestras mascotas, y es que la gran mayoría, tanto perros como gatos, son bastante sensibles cuando el mercurio se eleva más de lo debido.

Si en otro artículo nos centrábamos en las molestias que puede provocar a los perros y ahora, con el fin de que puedas tomar las medidas necesarias para que tu peludito no lo pase mal, ahora nos centraremos en los gatos. A la hora de hacer frente al calor es importante acondicionar la casa y en especial la zona donde el animal hace su vida, desde su cama a sus mantitas.

Lo más recomendable es tener un modelo diferente en función de la época del año que sea ya que algunas son realmente cálidas, la clave reside en optar por materiales ligeros y piezas que no estén cubiertas para que tu gato pueda estar lo más fresco posible. El agua es otro de los puntos clave a la hora de evitar un golpe de calor por lo que tendrás que estar siempre pendiente de que su bebedero esté lleno, y si es fría mejor.

Llévalo a una zona fresca y colócalo sobre toallas húmedas (Istock)

Cómo identificarlo

Si aun así tu minino no lleva bien las altas temperaturas y le da un golpe de calor tendrás que ser rápido a la hora de actuar. Lo primero que tienes que saber es detectarlo para ponerle remedio cuanto antes. Debes tener en cuenta que los mininos tienen una temperatura corporal más alta que los humanos, de unos 38 grados, y en el caso de sufrir un golpe de calor tendrá algunos de estos síntomas:

– El animal se encuentra decaído y no quiere moverse.
– Su temperatura está bastante más alta de lo normal.
– El ritmo cardíaco aumenta y le cuesta respirar con normalidad.
– Tanto las mucosas como las encías se vuelven levemente azuladas debido a la falta de oxigenación.
Tiembla y tiene espasmos.

Cómo tratarlo

Si tiene algunos de estos síntomas es el momento de actuar rápidamente, recuerda que el tiempo es crucial ya que si se da de manera intensa podría provocar incluso la muerte del animal. Aunque lo ideal es que acudas al veterinario cuanto antes, hay otras medidas que puedes tomar en casa para que mejore.

Mójale la cabeza, la barriguita y las patas (Istock)

Mójale las zonas más sensibles como la cabeza, la nuca, las patas, la barriguita y detrás de las orejas, tanto con agua como pasándole un hielo por la zona.
Llévalo a una zona fresca de la casa donde no se agobie. Si tiene un ventilador o aire acondicionado mejor.
– Túmbalo sobre una superficie que esté fresca, lo ideal sería que mojases una toalla y se acostase encima.
Humedece su boca y las comisuras de los labios e intenta que beba un poco.
– Si la temperatura no baja, mételo debajo de un chorro de agua, pero con cuidado, no seas demasiado brusco ni la pongas demasiado fría. Recuerda que a estos animales apenas les gusta el agua y una situación de estrés es lo que menos les conviene en este momento.

Si con todas estas medidas sigue sin mejorar, ha llegado el momento de que acudas a tu veterinario de confianza cuanto antes.

1 respuesta a “Qué hacer si le da un golpe de calor a tu gato”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.