Cómo refrescar a tu perro los días calurosos

10 junio, 2019 - Maria Aguirre

Que el verano esté a la vuelta de la esquina es motivo de sonrisa y alegría general, pero, sin querer ser demasiado aguafiestas, es conveniente recordar que debemos ser todavía más responsables con el cuidado de nuestras mascotas durante esta época del año. El calor es un enemigo de muchos animales, que pueden sufrir con facilidad el temido golpe de calor, especialmente aquellos que pasan más tiempo en la calle, como es el caso de los perros. Para ayudarte, te detallamos a continuación algunas ideas para refrescarle:

Insiste en la hidratación de tu perro cuando suben las temperaturas (Foto: iStock)

La importancia de la bebida

Más que nunca, como le pasa a los seres humanos, el animal tiene que beber mucha agua con el calor. No puedes dejar su bebedero sin líquido, así que deberás revisarlo más a menudo porque el perro beberá más y también puede ocurrir que la rechace porque se caliente en exceso. Esto no es un consejo, es una obligación. Y si vas a viajar o salir de excursión, el bebedero portátil es un compañero fundamental.

Controla la exposición al sol

Parece obvio recordarlo, pero seguimos cayendo en el error de exponer demasiado a nuestros perros al sol en las horas menos recomendadas. No hay mejor forma de refrescarle que manteniéndoles en zonas frescas en los tramos horario donde el sol más aprieta.

Humedecerles zonas clave

A los perros les encanta el agua pero si hace mucho calor los baños pueden ser contraproducentes porque ellos, al no sudar, producen un efecto similar cuando se mojan y la temperatura corporal es alta. En cambio, sí que es un acierto mojarles la zonas más efectivas para refrescarse, como son el vientre, las almohadillas de las patas y el interior de las orejas.

Los baños

Cuando decíamos en el punto anterior que pueden ser contraproducentes, nos referimos más a los baños en casa, porque en realidad si dispones de piscina o playa cerca, el animal disfrutará de lo lindo con el agua a la vez que se refresca, por lo que no hay mejor forma de mantenerle fresco.

El ventilador

Por descontado el aire acondicionado es una gran forma de mantener la casa fresca, algo que el animal agradecerá porque no sufrirá el calor sofocante del verano, pero si no lo tienes en casa o no te gusta ponerlo, siempre puedes tener a mano un ventilador que mueva el aire dentro de tu vivienda.

La cama

Una buena idea para que puedan descansar con menos calor es colocar su cama en la zona más agradable de la casa para combatir el calor. Además, si puedes permitírtelo, existen camas hechas con materiales ideales para los meses de verano, de manera que puedes adaptar su lecho a la época del año en la que estés.

Mantén a tu perro lo más fresco posible (Foto: iStock)

Ligero de pelo

Aprovecha que hoy existen casi tantas peluquerías caninas como para personas y lleva a tu mascota con el pelo más corto de lo normal. Lo agradecerá él y de paso también tú, que tendrás menos cantidad que cepillar y limpiar cuando corresponda. Eso sí, cuidado con pasarse que ya sabes que el pelo es la protección del perro contra los rayos del sol.

Mantas refrescantes

Todos estos consejos anteriores no suponen, en general, inversión económica, pero también puedes acudir al mercado especializado donde se venden mantas refrescantes que básicamente son tejidos aislantes que ayudan a evitar el calor, manteniendo de este modo más fresco al animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.