Por qué tu gato bebe agua en exceso 

20 enero, 2020 - Maria José Sánchez Palomo

¿Has visto a tu gato beber agua de un macetero del patio? ¿O lo sorprendiste metiendo la cabeza en el WC en un ataque descontrolado de sed? Los gatos son animales que suelen mantenerse bien hidratados pero no se caracterizan por beber en exceso. Es por ello que si detectas que tu mascota está acudiendo al bebedero de manera más insistente, si detectas que necesitas reponerlo cada poco tiempo o incluso lo pillas saciando esa sed en lugares que no están para eso, es importante que le prestes atención porque algo podría estar pasando. Esa necesidad de beber suele ser indicativo de que algo no está yendo como debiera… 

¿Tu gato bebiendo del grifo? Puede que algo esté sucediendo… (iStock).

La sed es la necesidad de animales y personas de ingerir líquidos. Es lógico presentar esa sensación y tener que saciarla pero esto es hasta cierto punto. La sed es un mecanismo por el cual los seres vivos regular su agua corporal y esa ansiedad por tomar más agua podría ser indicativo de que el animalito en cuestión, tu mascota, podría estar deshidratado. 

Llegados a este punto probablemente te preguntes: ¿Cuánta agua es normal que tome mi mascota? Eso va a depender del peso corporal. Por lo general se dice que unos 80 ml por cada kilo, de ahí que más de 100 ml por kilogramo debiera considerarse una señal de alarma. A esa ingesta excesiva se la denomina polidipsia.

Una sed excesiva puede ser síntoma de algún tipo de patología (iStock).

Los motivos por los cuales tu minino está experimentando esa polidipsia podrían ser diversos. Existen causas que no van asociadas directamente con ninguna patología en concreto. Es el caso de la alimentación, por ejemplo, el hecho de que tu minino esté tomando un pienso seco. La combinación de este con el húmedo facilita que la ingesta indirecta de agua del gato sea mayor y que no necesite acudir con tanta frecuencia a su bebedero. A esto hay que añadir también la sal, que figure una cantidad alta entre sus componentes en comparación con otro tipo de comida que le pudieran estar dando.

¿Más motivos ajenos a la presencia de una enfermedad o patología? La temperatura. Si sube, se suda más y se necesita un aporte mayor de agua. Podría ser lo que ocurre en verano, por ejemplo. Otro factor es el ejercicio físico. Tras un rato de saltos y juegos o en el caso de que tu minino sea especialmente activo y animado, es probable que requiera de mayor aporte de agua que aquel animalito que lleva una vida más sosegada y sedentaria. A todos estos se podrían añadir situaciones excepcionales, como es el caso de las gatas que están dando de mamar a sus cachorros, o de aquellas mascotas que están con un tratamiento farmacológico que podría tener esa necesidad de ingesta de agua como efecto secundario o asociado.

Hasta aquí, grosso modo, las situaciones circunstanciales que podrían estar generando que tu gato beba más agua de lo normal. En otras ocasiones –a las que hay que prestar especial atención– esa acción de beber en exceso podría ir asociada a determinadas enfermedades o patologías. En estos casos, siempre, es fundamental consultar con un especialista veterinario para que te de mejores indicaciones en relación a cuál será el mejor tratamiento para tu mascota. 

¿A qué patologías nos referimos? Entre las especialmente frecuentes destaca la insuficiencia renal crónica, que es propia de los gatos de avanzada edad. A esta hay que añadir la diabetes, el hipertiroidismo, las infecciones urinarias, hepatopatías o cuadros básicos de vómitos y diarreas, que podrían generar que tu animal de compañía necesitara de una ingesta más abundante de agua.

Si detectas una ingesta excesiva de agua es recomendable consultarlo con tu veterinario (iStock).

Como ya te comentamos y como siempre incidimos, es fundamental contar con el consejo y el asesoramiento de un especialista. Llegado el caso consulta con tu veterinario de confianza para que pueda examinar a tu mascota y sepa realizar un diagnóstico certero de qué le está ocurriendo y a qué podría deberse esa ingesta excesiva de agua de tu mascota. 

1 respuesta a “Por qué tu gato bebe agua en exceso ”

  1. Ana dice:

    Mi gatita siempre ha bebido mucho agua, le encanta beber agua del grifo y bebe de verdad, además de lavarse los dedos de las patitas. Siempre desde que me la dieron con. Un mes bebe con mucho gusto. Porque le gusta de verdad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.