Descubre con qué sueñan los gatos: ¡te sorprenderá!

18 mayo, 2021 - Maria Aguirre

¿Te has preguntado alguna vez si los gatos sueñan? Seguramente, si tienes uno en casa, sí lo has hecho porque son muy dormilones, entre 14 y 16 horas al día, y al observarles es altamente probable que se te haya pasado la idea por la cabeza.

Los gatos duermen entre 14 y 16 horas al día (Foto: iStock)

Según los científicos expertos en animales, los gatos sueñan. Y también los perros. En opinión de los que saben, ambos animales intercalan fases de sueño profundo (sueño REM) con etapas de onda lenta o sueño ligero. Es en las fases del primer tipo, en la llamada fase profunda del descanso o fase REM, cuando los gatos sueñan.

Lo curioso del sueño de los gatos (y de los felinos por extensión) es que son auténticos troncos. Si están en fase de sueño profundo, ya pueden estar soñando lo que sea que lo verdaderamente difícil es despertarlos. No es de extrañar esas posturas relajadas que adoptan cuando duermen para envidia de quien les observa.

Lo que no queda tan claro acerca de esta cuestión de los sueños y los gatos es qué tipo de sueños son los que tienen estos animales. La ciencia todavía está investigando y profundizando en este tipo de cuestiones actualmente, aunque lo que sí parece claro, al menos el consenso es amplio, es que soñar, sueñan.

Hay muchos estudios sobre el comportamiento del animal mientras duerme (Foto: iStock)

A falta de conclusiones firmes, algunos especialistas en estos animales se animan a aventurar que pueden estar soñando en función de cómo son los sueños de los seres humanos y cuál es el comportamiento del animal cuando duerme.

De esta forma, si el animal se agita y se mueve con brusquedad -sobre todo las patas y los bigotes- pese a estar dormido, se asocia con una persecución, ya sea a un ratón, juguete o cualquier otro elemento que le resulte curioso al gato. Si el sueño genera reacción, se asocia a hábitos placenteros como el de la comida. Y también hay quien asegura que los sueños pueden ser negativos, igual que nos pasa a los seres humanos, aunque como decíamos anteriormente, todavía le queda mucho camino por recorrer a la ciencia para saber con qué sueñan los gatos a ciencia cierta, nunca mejor dicho.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.