Labrador VS Gold: descubre todas sus diferencias

4 septiembre, 2019 - Maria Aguirre

Si no eres un experto canino, es bastante probable que en alguna ocasión te hayas confundido a la hora de señalar a un golden retriever como un labrador o viceversa. Esto no es un drama, ni mucho menos; de hecho, es bastante habitual que ocurra porque ambos perros pertenecen a la misma familia, los retriever, perros de caza en su origen, desarrollados para entregar la pieza al cazador.

Tienen muchas similitudes, tanto entre ellos como con las otras razas de las que también son ‘primos hermanos’, pero hay detalles que los diferencian bastante bien si los sumamos en conjunto. La clave para no volver a fallar es conocerlos, cosa a la que vamos a poner remedio a continuación.

El tipo de pelo es clave para diferenciar un labrador de un gold (Foto: iStock)

Tamaño

El golden es un animal que puede llegar a ser más grande que el labrador. Suelen ser más altos, unos 4-5 centímetros en los machos y 10 en las hembras, por lo que también su figura es más estilizada. Pero es cierto que a simple vista para un ojo que no conozca en profundidad las dos razas, esto no es suficiente para diferenciarlos.

Tipo de pelo

Es uno de los detalles que más les distancian, ya que el golden lo tiene suave, todo lo contrario que el labrador, cuyo pelaje es áspero y muy liso. También difiere, además, la longitud del mismo entre ambas razas.

Color del pelo

Es una diferencia más llamativa porque afecta al color del pelo. En el caso del labrador, es uniforme, ya sea negro, amarillo o marrón oscuro, mientras que los golden pueden adoptar distintas tonalidades en el mismo individuo. Eso sí, siempre entre dorado y marrón muy claro, tipo color crema.

Carácter: se diferencian menos a nivel de conducta, ya que ambos son muy sociables e inteligentes, por encima de la mayoría de razas de perro. También son leales, puesto que es una condición básica para lo que fueron entrenados en origen. Por elegir algún matiz en lo que puedes detectar qué raza es sin recurrir a otros aspectos, podríamos señalar el gusto por el agua del labrador, que la adora.

Historia

Aunque siempre es bastante difusa la historia del origen de las distintas razas caninas, los retriever son perros clásicos, con mucho bagaje a sus espaldas. Eso explica que su origen más probable esté en Inglaterra, donde además la caza siempre ha sido una actividad muy demandada. Desde allí, cada raza de retriever ha seguido su propio camino para expandirse por el mundo.

El labrador, por ejemplo, está muy relacionado con la provincias canadienses de Terranova y Labrador, con la que comparte nombre. Allí es donde más se desarrolló, de ahí que también le guste tanto el agua. Los golden, por su parte, están muy vinculados a Escocia, donde se considera que se dio lugar a la esta bella raza que más tarde se vio sometida a distintos cruces que son la razón por la cual existen tres líneas distintas.

El origen de ambos perros está en Inglaterra (Foto: iStock)

Distintos tipos

Continuando con el punto anterior, esta es una diferencia grande, ya que dentro de los golden puedes encontrar hasta tres líneas, cosa que no ocurre en los labrador. Inglesa, americana y canadiense son los tipos de golden que podrías tener delante de tus ojos cuando te cruces con uno de estos perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.