5 trucos fáciles para enseñar a tu perro a dar la pata

7 mayo, 2019 - Marta Benayas

Si tienes un perro probablemente una de las primeras cosas en las que has pensado es en su adiestramiento. Indicarle dónde tiene que dormir, comer y hacer sus necesidades son los pasos básicos para educarlo, pero a la hora de dar un paso más hay algunas órdenes que seguro que desearás que tu mascota entienda.

Una de ellas es la de dar la patita, un pequeño gesto que con algo de disciplina y paciencia es fácil de conseguir y que además de ser divertido tanto la enseñanza como el aprendizaje, reforzará vuestros lazos. Te aseguramos que si consigues que entienda esta orden será la primera de muchas.

Por complicado que parezca, si aplicas unos pequeños tips podrás conseguirlo en poco tiempo, recuerda no desesperarte. Con los perros hay que ser disciplinado si se quieren lograr resultados.

La clave reside en la constancia y disciplina (Istock)

5 trucos fáciles para enseñar a tu perro a dar la pata

1- Realiza vuestras sesiones de entrenamiento en el mismo sitio y sobre la misma hora. Los canes son animales muy metódicos y de rutinas, de modo que si lo que quieres es que sepa que estáis ‘entrenando’, tendrás que incluirlo en vuestro horario como si se tratase de una clase. Si el animal lo asocia con un juego, incentivando el refuerzo positivo, te resultará mucho más fácil.

2- Emplea siempre la misma palabra para que acate la orden. Si lo que quieres es que te de la patita te aconsejamos que emplees una palabra corta como pata o patita y que siempre le digas la misma. Si cambias o le dices una frase larga no entenderá lo que quieres decir.

3- Método de la pata. Una técnica muy extendida consiste en cogerle la pata y montarle una fiesta con mimos, caricias y palabras de cariño. Asegúrate de que dices la ‘palabra mágica’ cuando se la cojas para que quiera repetirlo. Si le das un premio tienes más posibilidades de éxito.

Cuanto antes le enseñes, más fácil será que aprenda (Istock)

4- ‘Engáñalo’ con una chuchería dentro de tu mano. Otro de los métodos más populares consiste en introducir una golosina en tu mano -dejando previamente que el perro la olisquee- y levantarla. El animal querrá cogerla y para ello lo más probable es que intente hacerlo con su pata.

5- No te olvides de los premios. Cada vez que te de la pata dale una recompensa, efectivo y fácil. Y recuerda, esto es el principio de muchos más adiestramientos caninos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.