Por qué los hámsters muerden los barrotes de la jaula

23 octubre, 2019 - Maria José Sánchez Palomo

Los hámsters son roedores y, como tal, el hecho de morder es algo inherente a ellos. Uno de los objetos que son ‘víctimas’ de esa costumbre y afán es la jaula, su hogar. Si tienes un hámster en casa es probable que hayas visto que se agarra a los barrotes y los mordisquea. Eso puede suponer un riesgo para su salud, un desgaste excesivo de sus piezas dentales, y además es posible que acabe por romper la jaula según del material del que esté hecha. 

En este post queremos explicarte los motivos reales por los cuales muerden los barrotes de las jaulas para hámsters. Son diversos los motivos, la verdad, pero aquí te comentamos algunas de las razones generales que están tras esta conducta. 

Los hámsters muerden los barrotes por estrés y nerviosismo (iStock).

La primera de ellas suele ser el estrés, la ansiedad, por lo que probablemente sea una conducta que consigas erradicar con el tiempo. Cuando el animal llega a su hogar, al ser todo nuevo, podría costarle el habituarse al lugar en el que va a vivir y los miembros de la familia. Si tienes peques en casa lo mejor es que ellos se acerquen poco a poco al animal para que no se altere y se acostumbre a convivir con personas. En estos casos es recomendable que su jaula esté bien equipada con rueda para ejercicios, escaleras o túneles. Permítele que tenga sitio para hacer ejercicio y soltar esa ansiedad o estrés que pudiera estar experimentando y déjale también un rincón para descansar, para esconderse u ocultarse de la luz. Otra idea es dejarlos salir un poco dentro de una habitación cerrada para que exploren y disfruten en cierta medida de otro tipo de juegos más allá de su ‘casita’ cerrada.

En ocasiones muerden la jaula con la intención de llamar la atención (iStock).

Un segundo motivo que lleva a los hámsters a morder los barrotes de la jaula es el aburrimiento. En este caso, la solución pasa por lo mismo que en el caso anterior, por tener juguetes y herramientas para que se entretengan dentro de su ‘vivienda’ y por dejarlos salir de vez en cuando para que explore la vivienda. Siempre bajo tu supervisión, ¿eh? Mi pequeña Julieta se escapó un día y tardamos varias horas en encontrarla. 

Es importante transmitirles calma y serenidad a los hámsters (iStock).

Una tercera razón es que no les prestemos suficiente atención y lo que busquen es eso mismo ¡que los miremos y les hagamos caso! Se ponen a morder la jaula para que juguemos con ellos y no pasen desapercibidos. Los pobres solo quieren formar parte del día a día en el hogar y utilizan sus armas para que les demos su lugar en casa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.