5 consejos para criar aves papilleras

16 agosto, 2019 - Maria José Sánchez Palomo

Probablemente haya quien se pregunte: ¿Qué son las aves papilleras? Hay que empezar por ahí. Una de las más conocidas son los agapornis, también conocidos como ‘inseparables’. Las aves papilleras son pájaros muy cariñosos y mansos que suelen crear un vínculo especial con sus cuidadores. Se les suele alimentar desde pequeñitos con papilla y de ahí viene esa denominación de ‘papilleras’. 

Si te planteas adoptar una, en este post te damos cinco consejos para poder criar aves papilleras en casa. Los agapornis y también los pichones son papilleros así que ya sabes. Toma nota y hazte con uno de ellos para disfrutar de su agradable compañía en tu hogar.

1. Empezar su alimentación a mano desde los 25 días aproximadamente. Es recomendable no sacarlos antes del nido de su madre si quieres que sobrevivan y se críen sanos y felices. Por supuesto, hay ciertas diferencias entre razas pero en líneas generales este es el periodo indicado para llevarlos contigo y empezar a cuidarlos y darle papilla. Pronto se establecerá ese vínculo único y especial entre el pájaro y la persona que lo está criando.

2. Prepararle la papilla con un compuesto especial que hay en tiendas especializadas. La temperatura no debe superar los 40ºC. Necesitarás agua, por lo que lo mejor es recurrir a la embotellada o hervirla previamente para eliminar bacterias que pudieran dañar al pajarito.

Hay que prepararles la papilla con un producto específico para estas aves (iStock).

3. Utiliza una jeringuilla. Son pequeñas y perfectas para sus picos diminutos. Suele recomendarse usar las de 10 ml y es importante que el alimento esté a una temperatura tibia, que no muy caliente. ¡Cuidado no vayas a quemar el estómago de pequeñín!

4. Cuatro-cinco tomas por día. No vayas a empacharlo en un principio. Hay que darle alimento de manera relativamente frecuente. Conforme vaya creciendo, estas ingestas se irán espaciando en el tiempo y al final con tres veces por día será suficiente. A los 50 días de que haya llegado al hogar, lo normal es que el pájaro se haya criado hasta llegar a un punto en el que él pueda alimentarse solito. Ponle comida específica para pájaros y observa si es capaz de tomarlo solo. Si es así, perfecto. Si consideras que no está suficientemente maduro y preparado para ello, continúa con la labor y consulta con un especialista si lo consideraras necesario.

5. Jaula especial para pájaros. Créale su propio hogar. Aunque estén por casa sueltos, si no todo el día, a ratos, es importante que tengan su lugar en el que descansar y relajarse. Mantenla limpia y en buen estado, algo fundamental para que se críen saludables. La higiene es primordial se trate de la mascota que se trate. ¡Nunca lo olvides!

Una vez pasan 60 días, los pájaros han de estar listos para comer solos (iStock).

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad a la hora de criar aves papilleras. Son animales maravillosos, ideales para compartir la vida con ellos en casa y te darán amor y cariño, compañía y juego.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.