Cómo alimentar a un pollito caído del nido

16 agosto, 2019 - Maria José Sánchez Palomo

Es algo que en algún momento puede pasarte. Vas paseando por la calle y de repente… ¡Pío pío pío! Miras hacia abajo y te encuentras con ese ser tan pequeño e indefenso mirándote con ojos de miedo. Es un pollito que se ha caído del nido y no sabes bien cómo actuar. Si ves que no puedes devolverlo a su hogar, lo mejor es llevarlo contigo y alimentarlo hasta que crezca fuerte para que pueda emprender el vuelo y retomar su libertad. No te preocupes que aquí te contamos detalles sobre cómo alimentar a un pollito caído del nido. Es sencillo, sin misterios, pero es importante saber ciertas cosas para que todo transcurra con normalidad. 

Frágiles e indefensos, necesitan cuidados especiales (iStock).

Para empezar, evita darle pan con leche. Lo mejor es consultar con un veterinario para que te de indicaciones claras, pues al final el tema de su dieta depende del tipo de pajarito que sea. Hay pasta de cría que se llama y que encontrarás en comercios y tiendas especializadas. Por norma, lo importante es darle alimentos blandos y utiliza unas pequeñas pinzas o una jeringuilla para que él pueda ir ingiriendo alimento y empiece a ponerse fuerte. Lo normal es que el pollito abra el pico, por instinto, y busque esa comida. Jamás lo fuerces a abrirlo porque podrías causarle algún daño. Son pequeños y delicados, no lo olvides. 

Los pollitos necesitan un alimento blando y suave (iStock).

En principio deben comer un poquito cada hora aproximadamente. Es decir, una cantidad mínima pero acercarle la jeringuilla siempre que puedas. Los expertos indican que una vez por hora es lo recomendable. Por las noches déjalo descansar, que el sueño es reparador y necesario para su crecimiento. No lo molestes y deja que recupere fuerzas. Respecto a saber bien cuándo está saciado, fíjate en el buche, que es esa protuberancia que tienen los pájaros al lado del cuello, como una bolsita. Conforme se vaya hinchando te vendrá a indicar que el animal está ya saciado y has de parar. No es recomendable que se empachen, especialmente al ser tan pequeños y frágiles. 

Conforme el polluelo vaya creciendo, deberás variar su alimentación. Opta siempre por productos que encontraría de forma natural en la naturaleza, en estado salvaje. Ah, y como te comentábamos antes, jamás lo obligues. Deja que él se autoregule.

Esperamos que estas indicaciones sobre cómo alimentar a un pollito caído del nido te sean de utilidad. Estos animales son frágiles. Si no se ha ocasionado ningún daño fruto de esa caída y del golpe, lo mejor es que aún así lo lleves al veterinario para que pueda inspeccionarlo y valorarlo. También te dará excelentes consejos a la hora de su alimentación y crianza que serán fundamentales para el desarrollo de este pájaro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.