8 razas de gatos que no sueltan pelo

20 noviembre, 2019 - Maria Aguirre

Afirmar al 100% que una raza de gato concreto no suelta pelo sería crear falsas expectativas, puesto que es complicado encontrar un solo individuo de alguna raza que lo cumpla a excepción, como mucho, de las subespecies conocidas comúnmente como “sin pelo”. En cambio, sí podemos establecer diferencias entre razas para crear una pequeña lista de aquellas que apenas lo sueltan en comparación con la media general.

No es necesario, aunque parezca lo contrario, que se cumpla el denominador común de que tengan el pelaje corto, puesto que hay algunas razas de pelo muy largo que, en cambio, no pierden demasiado.
Con estas consideraciones previas aclaradas, estas son las subespecies de las más habituales como mascota que menos pelo sueltan, por si te resulta de interés para escoger cuál adoptar o si simplemente quieres saberlo por curiosidad.

El gato de angora suelta menos pelo del que parece (Foto: iStock)

Gato siamés

Además de ser gatos muy longevos y bastante virales, entre otras cosas porque han aparecido de forma recurrente en televisión -en la película ‘Los Aristogatos’, por ejemplo, tienen hasta una canción-, los siameses sueltan muy poco pelo. Es corto y muy pegado al cuerpo, de modo que apenes se les cae, lo cual es otra característica positiva que añadir a su enorme lista de virtudes.

Angora turco

Estos bonitos gatos de aspecto amoroso por pomposo pelaje no pierden mucho pelo siempre y cuando los cepillemos a menudo y seamos responsable con su cuidado.

Bengalí

Similar al gato leopardo, el bengalí también pierde poco de su bello pelo estampado con colores pardos, naranjas y rojizos.

Van turco

Sirva esta raza histórica como ejemplo de los gatos de pelo largo que lo pierden en un porcentaje muy pequeño en comparación con la cantidad que tienen los individuos de esta especie. Es un gato precioso, y su pelaje es una de sus grandes características.

El sphynx es el gato sin pelo más conocido (Foto: iStock)

Sphynx

Es una de las razas conocidas por la ausencia de pelo sobre su piel, aunque como ya vimos en su día en este texto todas ellas sí tienen pelo realmente, lo que pasa es que es extraordinariamente corto. Eso hace que no se les caiga.

Lykoi

Lo destacamos por su originalidad, ya que se asemeja a un lobo por la distribución irregular del pelo que tienen estos ejemplares, y porque están de moda, ya que cada vez hay más individuos viviendo en adopción. Al tener poca densidad de pelaje, lo pierden menos que la mayoría de subespecies.
Singapura: la ventaja de los gatos pequeños es evidente: tienen poco pelo que mudar, de ahí que especies como el singapura sean una elección que se ajusta a la perfección si tu criterio de selección es el que nos ocupa en este tema.

Bombay

Este gato de pelo corto negro es un gato ideal para adoptar porque no requiere cuidados especiales y, además, no te llenará la casa de pelos con la misma frecuencia que la mayoría de especies.
Burmés: con el bombay está emparentado el gato burmés, un animal menos común como mascota pero que merece ser destacado en esta lista porque no suelta pelo a poco que se lo cepilles dos o tres veces por semana.

De pelo corto negro, así es el gato bombay (Foto: iStock)

Levkoy

Otro de los gatos que se incluyen en la lista cada vez más amplia de razas generadas por la ciencia y la investigación con un pelaje tan corto que parece que no lo tienen es esta subespecie de origen ucraniano. Su imagen es mucho menos agresiva que el esfinge, por ejemplo, ya que se asemeja a la imagen de extraterrestre que E.T. nos generó en nuestras cabezas, y desde luego no te pasarás el día recogiendo pelo si lo adoptas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.