¿Tu mascota te puede dejar de querer?

20 febrero, 2018 - Marta Benayas

Para un perro o un gato su dueño es lo más importante, aunque ambos animales tengan diferentes formas de expresar sus sentimientos. En el caso de los perros, son más afectivos que los gatos, los mininos dan señales de cariño diferentes porque son mascotas más independientes, pero no menos afectivas. En ambos casos, el amor es incondicional, tú eres la persona que aparece en todos sus recuerdos y con la que más horas pasa durante el día siendo el agradecimiento y apego que sienten inimaginables.

Si tu mascota es un perro

El rasgo principal del carácter de los perros es la fidelidad, una cualidad que puede llegar a ser enfermiza en algunos casos el animal es capar de dar la vida por su dueño sin pensarlo. Para tu peludito tú lo eres todo, y por mucho que creas que se haya podido enfriar la relación entre ambos por circunstancias como la distancia -en el caso de que te hayas mudado o ido de viaje y no te hayas podido llevar a tu mascota contigo- o un hecho puntual, nada más lejos de la realidad.

Los perros que han sido maltratados, a pesar de todo, siguen queriendo a sus dueños. No será la misma forma de amar que tiene uno que vive en otras condiciones pero en su corazón el dueño seguirá estando en un lugar privilegiado.

Si tienes un gato

Para muchos los gatos son calificados de ariscos y gruñones, pero lo cierto es que son animales independientes pero muy afectivos. Su forma de demostrar el amor no es la misma que la del perro pero cualquier dueño sabe interpretar las señales de ternura por parte de su felino (ronroneo, cercanía…).

Con ellos sucede como con los perros, son animales que a pesar de las circunstancias siempre guardan un lugar especial en su corazón para sus dueños. A diferencia del perro el gato puede pasar más tiempo solo sin que ello le suponga un trauma, lo que no quiere decir que no tengan sentimientos.

Como conclusión

Si has discutido con tu perro o gato, no te preocupes, seguirán queriéndote a pesar de todo.

2 respuestas a “¿Tu mascota te puede dejar de querer?”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.