Por qué no debes alimentar a tu mascota con sobras de comida

13 Abril, 2018 - Marta Benayas

facebook whatsapp

No importa la mascota que tengas, seguro que además de creer que es la más guapa del mundo, la quieres con locura, ¿verdad? El cuidado de nuestros fieles amigos, ya sea un perro, un gato, un hámster o un canario, es una de las cuestiones que más nos preocupan, y si nos ponemos a pensar en algunos de los aspectos cruciales en su salud, uno de ellos es la alimentación.

Muchas veces, con nuestra buena intención le damos las sobras de la comida humana pensando que les alimenta más que si por ejemplo toman su pienso, te suena, ¿verdad? Pero lo que hay que tener en cuenta el peligro de alimentar a una mascota con sobras. Si lo conviertes en costumbre, a la larga puede crear muchos problemas de salud en tu fiel amigo e incluso reducir su esperanza de vida. ¿El motivo? A continuación.

Los dulces son un gran peligro (Istock)

El organismo de los animales no tiene las mismas necesidades que las nuestras, y del mismo modo, su sistema digestivo no está hecho para asimilar los alimentos como los humanos. Hay una serie de comidas prohibidas para tu mascota, como por ejemplo el aguacate para el perrola leche para el loro, por el simple hecho de que su organismo no está listo para digerir esos alimentos.

Algunas sustancias químicas que para las personas resultan inofensivas, para los animales pueden resultar muy dañinas, y viceversa, por eso, cuando le das comida estás poniendo en peligro su salud aunque no te des cuenta.

El modo de preparar los alimentos también influye. El aceite de oliva es muy beneficioso para los humanos, pero para los perros puede suponer problemas digestivos serios. Probablemente la mayoría de las sobras que le des a tu mascota estén guisadas o fritas -eso sin contar los rebozados, los empanados y los dulces– lo que puede provocar serios problemas de salud.

Lo mejor, el pienso (Istock)

Lo mejor, el pienso

El pienso, ya sea blando o duro, está diseñado para que los animales lo metabolicen de la mejor forma posible y no carezcan de nutrientes, así que, por mucho que puedas pensar que tus platos favoritos harán las delicias de tu mascota, por mucho que le guste tu comida lo mejor es que no recurras a las sobras como método de alimentación.

Eso sí, de vez en cuando puedes darle algún premio o chuchería (especial para ellos), pero si quieres darle algún alimento humano lo mejor es que sea sin cocinar, en pocas cantidades y en pequeñas cantidades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.