7 vacunas no obligatorias que puedes poner a tu mascota

10 Octubre, 2017 - Marta Benayas

facebook whatsapp

Una de las premisas fundamentales que hay que tener en cuenta cuando se tiene una mascota es cumplir con el calendario de vacunación obligatorio sin saltarnos ninguna vacuna. Es muy importante que se tome en serio este calendario porque, además de poder ser sancionado con una multa, tu mascota queda desprotegida ante virus, bacterias y demás agentes patógenos que pueden atacar a su organismo.

Además de las vacunas obligatorias hay otras no tienes necesariamente por qué poner a tu mascota, pero es necesario que las conozcas para valorar si se la vas a poner o no a tu pequeño amigo peludo.

Vacuna contra la leishmniosis

Es relativamente nueva y antes de ponérsela a tu perro tendrás que consultarlo con tu veterinario porque para las razas más pequeñas es muy agresiva. Si tienes un perro pequeño y quieres protegerle de la leishmaniosis es aconsejable que uses una pipeta o collar.

Consulta siempre con tu veterinario (Istock)

Vacuna de la rabia

Aunque la enfermedad fue erradicada en los años 60, en la mayoría de las regiones de España es obligatoria, todavía hay algunas en las que no lo es como Galicia, Cataluña y el País Vasco.

Vacuna contra la PIF

Una enfermedad muy común en los gatos que es incurable pero que puede ser vacunada. La PIF es una mutación del coronavirus entérico felino (CVEF), que crece e invade los glóbulos blancos macrófagos que tiene como consecuencia que el sistema inmunitario del gato provoque la inflamación de los tejidos.

Vacuna contra la traqueobronquitis

Sirve para hacer frente a la inflamación de los bronquios, es común que los perros de las perreras la lleven, pero sólo depende de ti ponérsela o no a tu mascota.

Hay enfermedades muy graves que con sólo una vacuna se pueden solucionar (Istock)

Vacuna contra la piroplasmosis equina

Si tienes un caballo, esta vacuna es importante, aunque no bligatoria. La piroplasmosis es una enfermedad transmitida a través de las garrapatas. Un caballo que la padezca puede tener síntomas tan dispares como la pérdida paulatina de peso, falta de apetito, fiebre aguda e incluso anemia. Además se transmite de padres a hijos, por lo que si tu caballo la tiene el futuro potro nacerá enfermo.

Vacuna contra la leucemia felina

Es un virus que infecta a los gatos, y se incorpora al material genético de la célula. Ataca a las defensas del gato -dejándolo más débil para luchar contra las otras enfermedades- y es el virus responsable de numerosas enfermedades y complicaciones posteriores, que pueden ser letales.

Vacuna contra el coronavirus

En los perros se transmite a través del contacto fecal-oral. El virus ataca las microvellosidades del intestino que tendrá como consecuencia la diarrea y la inflamación del aparato digestivo (acompañado de fiebre, vómitos, mareos…).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.