Cómo saber si mi perro está preparado para aparearse

26 diciembre, 2018 - Marta Benayas

Si tienes un perro, es normal que quieras que tenga cachorros cuando sea adulto, sin embargo, los embarazos de riesgo están a la orden del día. Este problema puede ser solventado si se analiza antes del apareamiento a los dos animales para descubrir si son compatibles y sobre todo, si poseen las características físicas necesarias.

¿En qué debemos fijarnos? ¿Qué hay que tener en cuenta? Son solo algunas de las cuestiones que se nos vienen a la cabeza a la hora de saber si nuestro peludito puede procrear y que te resolvemos a continuación.

Algunas razas maduran antes que otras (Istock)

Cómo saber si mi perro puede aparearse

Edad

Lo primero que debes tener en cuenta es la edad del animal. Aunque las hembras tengan el celo a los seis meses, eso no significa que su cuerpo posea todas las condiciones para llevar un embarazo con éxito.

En muchas razas tanto los órganos como los músculos y huesos no terminan de desarrollarse hasta el año y medio, o los dos años de edad, por lo que deberás esperar a ese momento para el apareamiento. Aunque esto es a rasgos muy generales, otros perros necesitan más tiempo para desarrollarse necesitando incluso 6 años para alcanzar la madurez. Si tienes cualquier duda, consulta con tu veterinario.

Condiciones físicas

Además de la edad, también debes controlar el estado de salud en el que se encuentra tu mascota. Un perro que no esté bien nutrido o que se encuentre enfermo es muy difícil que pueda tener crías -en el caso de ser un macho- o llevar con éxito un embarazo si se trata de una hembra.

Fertilidad

Si quieres saber si tu peludito es fértil, siempre puedes hacerle una prueba de fertilidad en el veterinario donde analizarán la calidad de su esperma y te sacarán de dudas sobre si puede tener descendencia.

Lo primero es determinar la edad del animal (Istock)

Tipos de cruces

No todos los perros pueden procrear y tampoco todas las razas son aptas para ello. Hay algunos apareamientos que por cuestiones genéticas no culminan con éxito, y que pueden poner en peligro la vida de la madre. Para evitar los problemas de consanguinidad y salir de dudas, lo más adecuado es que consultes con un experto que podrá realizar un test genético para sacaros de dudas.

Encuentra a la pareja ideal

Obviamente, a la hora de cruzar a tu mascota, tendrás que tener en cuenta sus gustos y preferencias. Si notas que el contacto entre ambos no es fluido o que no se gustan, lo mejor es que pienses en otro candidato, no te olvides de elegir un ejemplar con una complexión física y apariencia similar a la de tu perro para que el apareamiento se lleve a cabo con éxito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.