Facebook

► Por qué a los perros les encanta comer hierba - Yo amo a las mascotas

Por qué a los perros les encanta comer hierba

19 octubre, 2020 - Maria Aguirre

Si sacas a tu perro a corretear por la hierba, ¿acaba comiéndosela? Puede pasar, tranquilo. No sería el único can que disfrutara de este alimento que a priori parece poco atractivo para los perros, y poco compatible con la comida que les gusta y que es más apta para sus necesidades nutricionales.

En principio, no tiene por qué ocurrir nada grave si el animal se come un poco de hierba, Incluso puede ayudarle a expulsar objetos extraños del estómago, pero lo cierto es que sí puede derivar en algún problema de salud o incluso ser una pista de que algo no va bien con su conducta si lo hace de forma reiterativa.

El perro puede necesitar regurgitar algo (Foto: iStock)

El perro es carnívoro, de ahí que chirríe ya de entrada verle comer hierba como si fuera un mamífero herbívoro. Pero como decíamos antes, la razón puede ser que necesite regurgitar algo. Lo difícil de saber es si lo está haciendo por un motivo puntual o porque hay algo más grave detrás, como puede ser una enfermedad estomacal o malestar digestivo. El perro sabe que el césped puede ayudarle porque actúa como sustancia irritante de la pared del estómago, lo que se traduce en una ayuda para provocar el vómito. Algo así como la mítica manzanilla cuando tú necesitas hacer lo mismo.

En cuanto a sus propiedades nutricionales, la hierba le aporta fundamentalmente fibra al perro, pero no cubre ni mucho menos lo que necesita ingerir. Por eso, si lo hace a menudo, se trata más de un pequeño vicio alimentario que otra cosa. A veces les pasa con otras cosas, como comer tierra o lamer superficies concretas.

Comer hierba puede causarle problemas gástricos (Foto: iStock)

Hay dos inconvenientes, a grandes rasgos, de que un perro mastique y coma hierba de forma habitual: la posible presencia de fertilizantes en ella, productos químicos que podrían tener repercusiones sobre la salud del animal una vez se coma este el césped tratado con estos productos, y que el problema gástrico vaya a más en vez de aliviarse. Esto último es muy habitual, así que por mucho que el animal lo intente, es mejor no dejarle comer hierba para provocarse el vómito; podría desembocar en una gastritis, un problema de salud más grave. Intenta quitarle el hábito cuando lo detectes, sobre todo para que no se convierta en algo adictivo para él.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.