Cómo ayudar a tu perro si se ahoga fácilmente cuando respira

11 Septiembre, 2018 - Marta Benayas

facebook whatsapp

Cuando tenemos una mascota, uno de los aspectos que más importan, además de su felicidad y estado de ánimo es su salud. Por mucho que cuides a tu perro hay algunas cuestiones que se escapan de tus conocimientos, donde los primeros auxilios pueden jugar un papel fundamental.

Hay algunas razas como por ejemplo los bulldogs que padecen problemas respiratorios desde nacimiento, y aunque no tiene por que ser un hecho que limite su actividad diaria, sí que puede repercutirle si no se mantienen los cuidados necesarios.

Algunas razas son más propensas a tener problemas respiratorios (Istock)

La pregunta es, ¿cómo ayudar a tu perro si se ahoga fácilmente?

Aunque la prevención es importante no lo es todo. Ten siempre a mano el número de teléfono de tu veterinario –o incluso de una ambulancia– en el caso de que tu peludito necesite ayuda profesional. Además, hay una serie de pautas que puedes incorporar en vuestra vida cotidiana que mejorarán notablemente su respiración y que te explicamos a continuación.

La higiene, muy importante
Mantén limpias su casa y juguetes, muchas veces los problemas respiratorios se deben a la presencia de polvo y ácaros, utiliza un jabón neutro para evitar las alergias.

Cepíllalo a menudo
Los pelos son otro de los principales enemigos de los perros con problemas respiratorios. Cepilla a tu mascota con asiduidad, así evitarás que se trague pelos cuando juega o duerme.

Dale baños de vapor
Otro de los motivos por los que puede que tu perro se ahogue fácilmente es la presencia de mucosidad excesiva. Al igual que haces cuando estás enfermo, pon agua a hervir en una olla para que tu mascota inhale los vapores. Otra opción es que crees este vapor con la ducha. Lo importante es que tu peludito respire para expulsar los mocos.

Si tienes dudas, consulta con tu veterinario (Istock)

El ejercicio, vuestro aliado
Una alimentación sana y ejercicio diario ayudarán a tu mascota a sentirse fuerte (además de mejorar su estado de salud), así que, aunque tu perro tenga problemas respiratorios, no dudes en darle largos paseos (dentro de sus límites, claro está).

Como ves, se trata de medidas muy fáciles de adoptar y que os harán todo mucho mas fácil, y recuerda, no dudes en consultar con tu veterinario si tienes dudas o necesitas consejo sobre algún medicamento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.