7 curiosidades del bull terrier que te sorprenderán

7 mayo, 2019 - Marta Benayas

Cada perro es un mundo, y aunque normalmente se tiende a generalizar con las distintas razas, al final la personalidad depende exclusivamente del tipo de animal. Sin embargo, por muchas diferencias que haya no se puede negar que las similitudes son una realidad.

Si estás leyendo esto, es porque o tienes un bull terrier o te interesa la raza, así que qué mejor forma de conocerla a fondo, que descubriendo algunos detalles de su historia, fisionomía y personalidad que sin duda te sorprenderán.

7 datos curiosos del bull terrier

1- Su origen no es una cuestión natural de la madre naturaleza. Esta raza procede de los cruces realizados por James Hinks, un fanático de los bull y los terrier, a mediados del siglo XIX en Inglaterra. Su objetivo era crear un perro con las mejores características de ambas razas que no se asociara solo con las pelas, sino que fuese amistoso y cariñoso, y después de muchos cruces nació el llamado bull terrier. Se cree que Hinks añadió al cruce además el dálmata y el galgo inglés, aunque no está confirmado.

Son muy cariñosos (Istock)

2- Esta nueva raza se popularizó en el país y se convirtió en una de las favoritas de la clase burguesa, que los tenían como animales de compañía y los llevaban a prácticamente todas partes. De hecho, muchos los llamaban los ‘caballeros blancos’.

3- Aunque muchos piensan que se trata de un perro agresivo, nada más lejos de la realidad. Los bull terrier son cariñosos, divertidos, enérgicos y muy leales.

4- Aunque el más popular es el blanco, también existen de color marrón, pardo, rojizo o incluso con manchas. También encontramos diferencias entre el tamaño normal, que ronda los 25 kilos de media y el toy, mucho más pequeño.

5- Son extremadamente fuertes y necesitan varias horas de actividad física al día. Si deseas adiestrarlo tendrás que armarte de paciencia, pues son muy testarudos y se distraen con mucha facilidad.

Si eres disciplinado pueden aprender con relativa facilidad (Istock)

6- Se caracterizan por adorar la vida en familia, siempre que sean humanos. A la hora de relacionarse con otros perros le suele costar más, por lo que si deseas que sea una mascota sociable tendrás que acostumbrarlo desde que es pequeño.

7- Normalmente no tiene problemas de salud, pero sí que con los años tienen posibilidades de sufrir el síndrome disociativo canino. Esta enfermedad es similar a la esquizofrenia humana donde el perro puede sufrir algún episodio violento o de paranoia.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.