Todo lo que debes saber sobre la cobaya skinny

27 agosto, 2018 - Maria Aguirre

Las cobayas son uno de los animales que más han aumentado en estado doméstico, ya que son una especie simpática, relativamente sencilla de cuidar y que suele gustar mucho a los más pequeños de la casa. Hay numerosas subespecies de cobayas, pero en este caso vamos a profundizar en las características de la cobaya skinny.

Esta cobaya apenas tiene unos pocos pelos cortos en la parte delantera de su cuerpo, concretamente en el hocico, pero la gran mayoría de la superficie del mismo está desprovista de vello. Esos pelos de la nariz son precisamente los que la diferencian de otras cobayas calvas. Es una raza muy original y menos conocida, aunque cada vez lo es más por su peculiar aspecto, que es muy llamativo.

La gran diferencia con respecto a la gran mayoría de las cobayas es la apariencia. En cuanto a carácter e inteligencia, debes saber que todas son muy similares, incluida ésta. Sin embargo, la apariencia sí hace que los cuidados sean diferentes en determinados casos porque el hecho de que no tenga pelo la desprotege más del frío y de posibles riesgos que le provoquen heridas peligrosas. Es similar a lo que ocurre con los seres humanos, que utilizamos ropa precisamente para proteger nuestra piel.

Estas cobayas sin pelo requieren una responsabilidad sobresaliente a la hora de exponerlas al sol y a cualquier otro peligro que tenga que ver con la temperatura. De hecho, tan peligroso como el sol directo es el frío del invierno. Es esta época del año conviene aclimatar su hábitat buscando una zona confortable para su jaula en la casa.

En lo que respecta al color, pueden encontrarse desde cobayas skinny de un solo tono, hasta individuos bicolores o incluso tricolores. Por lo demás, tienen una alimentación y unos hábitos muy similares a otras subespecies.

El origen de esta cobaya se remonta no demasiado lejos, ya que apenas han pasado cuatro décadas. Se trata de una cobaya que no apareció así de forma natural en un medio salvaje, sino que nació de un cruce científico entre una cobaya de laboratorio sin pelo y otra peluda. Concretamente en 1978 el Instituto Armand Frappier de Montreal detectó la mutación genética que permitió utilizar la cepa para dar lugar a la cobaya skinny. Es por lo tanto una cobaya creada con fines científicos, para investigar, que dio el salto en un momento dado al mercado de los animales de compañía, donde hoy continúa haciéndose un hueco poco a poco.

1 respuesta a “Todo lo que debes saber sobre la cobaya skinny”

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.