Primeros auxilios para tu conejo que le puede salvar la vida

28 octubre, 2018 - Maria Aguirre

Los conejos son animales tranquilos pero que al sufrir cualquier daño, accidente o infección enseguida dan muestras de que algo va mal. Es fundamental estar siempre atentos a sus expresiones porque pueden estar dándonos una pista decisivo para poder poder proporcionarle atención primaria que incluso pueda salvarles la vida en casos extremos.

Hay que diferenciar de los primeros auxilios que requieren accidentes que provoquen heridas en el animal, de lo que debemos hacer cuando se trate de un atragantamiento que es algo demasiado habitual en los conejos por desgracia.

Es fundamental estar atentos a las expresiones del conejo porque pueden estar dándonos una pista de lo que le ocurre (Foto: iStock)

Es fundamental estar atentos a las expresiones del conejo porque pueden estar dándonos una pista de lo que le ocurre (Foto: iStock)

En el primer caso, cuando se trata de un problema de tipo traumático, ya sea herida, corte o rozadura, básicamente debes cortar la hemorragia como harías con una persona y limpiarlos bien con suero fisiológico y gasas extremando las precauciones porque el animal será reacio a que le cojas y cures. Antes de llevarle al veterinario, cosa que siempre es recomendable hacer rápido, puedes controlar la temperatura corporal, que suele estar entre 38 y 40 grados. En el caso de que parezca una rotura, puedes inmovilizar la zona para que el animal esté lo menos dolorido posible durante el trayecto a la clínica.

Más importante todavía es la actuación de la persona que acompañe al animal si aprecia síntomas de ahogamiento, que suelen ser un nerviosismo fuera de lo normal, como si tuvieran pánico, la emisión de un ruido similar a la tos y los intentos por respirar de forma desesperada. Si te encuentras con una situación así, su vida está en tus manos así que lo mejor es estar preparado si tienes un conejo entrenando la maniobra de Heimlich con un peluche incluso hasta tenerla clara.

En los conejos es fundamental agarrarlos bien porque estarán especialmente asustados. No pierdas el control y busca una zona donde si el animal escapa o cae no sufra todavía más daños y cógele poniendo al animal bocabajo sobre tu antebrazo, con las dos patas derechas cayendo a un lado del mismo y las dos izquierdas haciendo lo propio del otro extremo. Tu mano sujetará su espalda mientras la otra cruza de lado a lado por su parte inferior con el pulgar al otro lado del cuello a modo de gancho o similar. Debes mantener tus brazos estirados y rectos y subir aquel en el que tengas al conejo por encima de tu cabeza. Una vez bien sujeto y elevado, debes bajarle rápidamente pero con seguridad y firmeza, de modo que la velocidad ayude a expulsar el objeto que se haya tragado.

Repite las maniobras que sean necesarias hasta que sea efectiva. No es importante la fuerza tanto como el control de la situación, la correcta posición de tu brazo y tus manos y ejercer adecuadamente el movimiento definitivo.

Aprende bien las maniobras necesarias para salvar a tu conejo (Foto: iStock)

Aprende bien las maniobras necesarias para salvar a tu conejo (Foto: iStock)

Como hemos dicho antes, puedes practicarlo primero con peluches y después incluso con el propio conejo para que tengas la experiencia previa que ojalá nunca tengas que utilizar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.