¿Por qué dan buena suerte las herraduras de los caballos?

20 marzo, 2019 - Maria José Sánchez Palomo

La herradura es un símbolo de la buena suerte y está asociado a cosas positivas. Según cuentan los expertos y conocedores del mundo mágico y esotérico, para que de buena suerte se debe poner boca abajo. Si lo que se quiere es encontrar protección y ayuda, hay que situarla boca arriba. Si te preguntas cuánto de cierto hay en esto de que las herraduras de caballo den buena suerte, sigue leyendo. Te contamos de dónde viene esta leyenda tan bonita y cuánto de realidad puede –o no– haber en ella.

La leyenda gira en torno al día de San Dunstan. Dunstan era un antiguo herrero que trabajaba al noroeste de Sussex, en Mayfield. Un día cualquiera, mientras se afanaba en sus tareas cotidianas, se le apareció una hermosa mujer. Esta no era lo que parecía ser, sino que realmente era el diablo disfrazado de preciosa fémina. Con astucia y malicia, este ser malvado intentó tentar al herrero y hacerlo caer en una trampa. Sin embargo, él, astuto y decidido, rápidamente reparó en que bajo el vestido asomaban unas pezuñas que no podían ser de nadie más que del diablo… 

Las herraduras de caballo se asocian con la buena fortuna (iStock).

¿Cómo actuó Dunstan? Sin dudarlo un instante tomó las tenazas y agarró a este ser por la nariz. Rápidamente salió huyendo pero no para no volver. Al contrario. El diablo quería regresar y así lo hizo pero en esta ocasión con forma y voz de viajero cansado que buscaba una herradura para su caballo. 

El avezado Dunstan volvió a desconfiar y nuevamente atisbó esas pezuñas que delataron al diablo en su primera visita. Se enfrentó a él y consiguió echarlo y este declaró no volver a entrar en casa alguna que tuviera una herradura encima de la puerta. Es de esta historia de la que viene la leyenda en torno a la buena suerte que dan las herraduras de caballos. Hay que señalar que estos animales siempre se han asociado a la bondad y nobleza, la belleza y la lealtad. Es un ser muy respetado en prácticamente todas las culturas y ha sido un animal muy útil tanto en tiempos de guerra como de paz, para el trabajo y para la lucha, para el ocio y para el disfrute. Es símbolo de coraje y buena suerte, de éxito profesional y de fama en culturas tan simbólicas como la china. 

Los caballos son animales asociados a valores positivos (iStock).

Por otro lado, hay que señalar que hay mucho de simbólico en la forma y materiales de que están hechas las herraduras. Para empezar esa U que representan y que se asemeja a una media luna creciente, a un óvalo. Después está el hierro del que suelen estar hechas, que son indicadores de la fuerza y el poder. Todo ello demuestra que se trata de objetos poderosos y que revisten cualidades y características de talismán de la suerte. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.