Cómo enseñar a hablar a un loro paso a paso

27 julio, 2020 - Maria José Sánchez Palomo

Los loros son animales perfectos para tener en casa, fieles compañeros y mascotas ideales para compartir el día a día en el hogar. Entre los aspectos que más llaman la atención de estas aves está el hecho de que pueden llegar a hablar, a reproducir palabras, y es por eso que queremos darte algunos consejos para enseñar a hablar a tu loro, si es que convives con uno o tienes intención próxima de hacerlo.

Lo importante es la constancia y la paciencia. Nada de alterarse. Para empezar has de saber que no todos los loros tienen la misma capacidad o facilidad para desarrollar el lenguaje verbal, así que no te frustres ni le transmitas ansiedad o estrés al animal, ¿eh? Por lo general se dice que los machos suelen ser más habilidosos a este respecto y que tienen una capacidad de volición mayor, así que no lo olvides a la hora de ponerte a ello. 

Apuesta por enseñarle palabras que le vayan a resultar interesantes por su finalidad, como es el caso de comida o palabras de amor y cariño mientras le acaricias (iStock).

Un punto fundamental que te adelantábamos es la constancia. Es recomendable dedicarle un ratito todos los días a esas ‘lecciones’ de habla con tu loro. Lo mejor es asociar esas primeras palabras a una acción. Por ejemplo: “comida” y le das algo de comer; “amor” o “te quiero” con una caricia suave; “hola” o “buenos días” con el gesto de la mano e incluso tomarle la patita. Estos son apenas unos ejemplos, pero verás como se te van ocurriendo otras cosas y si son positivas, que es lo más probable, cada vez será mayor el feedback que recibas del animal. 

Otra manera es empezar por sonidos, en lugar de palabras. Una idea puede ser el cú cú trás. ¿Te imaginas? Juega con él y escóndete, que no te vea, y formula ese ‘cú cú’ y después aparece de manera divertida. Esa diversión es fundamental para que preste interés a lo que le estás queriendo enseñar. 

Para alcanzar el éxito está eso de la paciencia, la constancia y la repetición. Poco a poco seguro que alcanzáis grandes logros de manera conjunta que te harán sentir orgulloso y feliz de tu fiel amigo y él sentirá lo mismo. Los loros, al igual que otra especie con la que estés conviviendo, van acostumbrándose al entorno, al hogar, a los ruidos de tu vivienda, de la familia, las idas y venidas.  Esos quehaceres y los ruidos y la música ambiente de tu hogar van a ir haciendo que él se sienta integrado y que aprenda mejor lo que escucha y se le dice. 

Dedícale un tiempo a diario a la enseñanza de palabras a tu loro (iStock).

Otro punto importante, con esa paciencia e ir poco a poco, esas primeras sílabas, sonidos y palabras, deben ir acompañados de la claridad en la pronunciación. ¿Cómo va a aprender si no entiende lo que le estás diciendo, lo que le cuentas? Mucha atención, mirada fija y siempre trato amable y cariñoso y dile aquello que pretendes que repita. Añade a esto las gratificaciones, las recompensas. Cuando él vaya consiguiendo formular esos términos para los que lo estás entrenando, dale un premio, una chuchería que le guste mucho. El refuerzo positivo siempre da sus frutos, tanto con niños y personas como con los animales. 

No todos los loros tienen capacidad y habilidad para aprender a hablar (iStock).

Esperamos que estos consejos para enseñar a hablar a tu loro paso a paso te sean de utilidad y consigas el objetivo que te has marcado. Son animales realmente inteligentes y comprobarás cómo avanza de manera paulatina si le dedicas tiempo y atención de calidad. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.