Cómo descifrar el lenguaje corporal de los conejos

27 abril, 2020 - Maria Aguirre

Si a veces nos cuesta descifrar el lenguaje corporal de otros seres humanos, como para que no nos pase con los animales. No pasa nada por dejarse ayudar e informarse previamente de cómo se comparta el animal que vas a adoptar y qué significan sus gestos, sobre todo en el caso de las especies más expresivas, como es el caso del conejo.

Estos animales tímidos son realmente fieles y se dejan querer mucho cuando cogen confianza con los seres humanos con los que convive. Pero no es sencillo conectar con su forma de comunicarse, de ahí que esté bien tener al menos una noción básica de qué significan sus principales gestos.

No es sencillo comunicarse con los conejos porque son muy tímidos (Foto: iStock)

Empezando por los más sencillos de interpretar, el de dolor es seguramente el primero de la lista. Si tienen dolor, pueden llegar a chillar de forma potente. De esos ruidos que harán que te duela también a ti, es decir que lo percibirás al momento. Es una forma de decirte que tiene un dolor intenso, del mismo modo que no comer o beber te dicen que algo malo está ocurriendo en su cuerpo.

El miedo también lo expresan de forma muy llamativa porque es como si les congelara el gesto: se tensan a la vez que respiran como si tuvieran ansiedad, algo que es así en cierto modo. Además, los ojos se abren mucho más de lo normal y las orejas se encogen de repente. Una cara, en definitiva, inconfundible. En cambio, si lo que hace es estar hiperactivo, incapaz de parar de moverse y dar vueltas sobre sí mismo, como cuando los niños tienen un subidón de azúcar, es que el animal está muy feliz, de modo que puedes estar tranquilo como dueño del animal.

Su forma de interactuar directamente con las personas con las que convive es otra manera de comunicarse que tienen los conejos. Por ejemplo, notarás rápidamente cómo se encuentra si acepta de buen gusto tus caricias, colocándose incluso en posición para recibirlas, cerca de ti, o si por el contrario te da la espalda, rechazándolas. Ninguno de los dos gestos expresa siempre lo mismo, pero sí te dan las suficientes pistas sobre las necesidades emocionales del animal en ese momento.

Otros gestos típicos del conejo que debes conocer son el de enfado, que suele expresar siendo más agresivo de lo normal, incluso llegando a morder, y el de sentir peligro, algo que marca golpeando con una de sus patas traseras el suelo. En ocasiones, esto último tiene que ver con el enfado también. Lo distinguirás fácilmente a medida que conozca a tu animal.

Son animales muy territoriales (Foto: iStock)

Por cierto, aunque no tienen la fama de los gatos o los perros, los conejos también son territoriales, y aunque algunos machos lo hacen con la orina es muy probable que tu conejo lo haga frotando su barbilla con aquello que quiera marcar. No te extrañe por lo tanto que haga ese gesto a menudo.

Por último, si se muestra inquieto dentro de su jaula, mordiendo los barrotes y haciendo ruidos que rozan lo insoportable, es que el animal está deseoso de que le abras la puerta y le dejes pasear fuera de su hábitat, mientras que si se tumba sobre su tripa dejando las patas traseras estiradas, su deseo es justo el contrario, relajarse completamente, algo que también hace cuando se recoge sobre sus patas traseras, sentándose sobre ellas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.