5 consejos para entrenar a tu hurón 

10 diciembre, 2019 - Maria José Sánchez Palomo

Simpáticos y energéticos, divertidos y siempre en marcha, activos y vitales. Estos animales son perfectos para convivir en casa, pero es fundamental darles actividad física suficiente para que suelten energía y descansen cuando llega su hora. Si hace unos meses te dimos consejos sobre cómo educar a tu hurón, ahora queremos darte unos cuantos trucos que te serán de utilidad a la hora de entrenarlo para conseguir habilidades y destrezas básicas. De ese aprendizaje suele depender en gran medida la convivencia pacífica en el hogar con este animal de compañía. 

1. Hablarles serios y de manear tajante

Un ‘no’ fuerte y a tiempo es la mejor de las maneras de enseñarles qué es lo que no deberían hacer. Bien morder los muebles o tal vez comerse lo que no debieran. Lo dicho. Se contundente y dile que NO de manera fuerte y serio, para que aprendan a distinguir los tonos de voz y las intencionalidades a la hora de que se les hable, ¿de acuerdo? 

Enséñale a tu hurón dónde debe comer y beber (iStock).

2. Reprenderles en el momento en que actúan mal

Cuando estén haciendo algo que no quieras, es fundamental que sea en ese preciso instante cuando le regañes. Lo acompañas del punto 1, del lenguaje verbal, y también de la comunicación no verbal. Funciona muy bien el darle unos toques con la yema de los dedos en la nariz, en casos como los citados, bien porque esté mordiendo o se esté comiendo lo que no es suyo. 

3. Castigarlos si es necesario

Si ninguno de los consejos anteriores te vale, tranquilidad. Otra opción es castigarlos, tal cual. ¿Formas de ‘castigo’? Nada doloroso, por supuesto. Se trata de reprenderles y que entiendan que está mal y que está permitido. Una opción es encerrarlos en un transportín o en la jaula. Si además rocías esta por dentro de spray con olor a limón, un aroma que detestan, antes entenderán que lo que estaban haciendo no es lo correcto. 

Los hurones son animales domésticos muy simpáticos y activos (iStock).

4. Enseñarles donde hacer sus necesidades

Varias formas. Lo primero es echar un spray de olor desagradable –el que te comentábamos de limón o tal vez de manzana amarga– en esos espacios donde hacen pis y caca. Ese olor los alejará del lugar, en serio. Es un truco de eficacia garantizada. Acompaña esta acción montando por toda la vivienda unas cajas o areneros donde deberán acostumbrarse a hacer sus necesidades. Las llenas de arena sanitaria y poco a poco comprobarás que van entendiendo que es ahí a donde han de ir. Prémialos cuando acudan a ese sitio y verás como se irán habituando a esa dinámica. 

5. Premios y recompensas que has de ir retirando poco a poco

Al principio puedes optar por galletas especiales para hurones o alimentos que le gusten especialmente. Hazlo inmediatamente después de que realicen la acción que esperas, lo que estás deseando. De forma paulatina has de ir retirando esos premios y acompaña siempre las acciones de palabras positivas, con un tono alegre y relajado. 

Los hurones se pueden adiestrar siguiendo unos trucos muy básicos (iStock).

Los hurones son animales muy inteligentes y verás que poco a poco aprende lo que necesitas para que la convivencia sea lo más pacífica posible.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.