5 trucos para educar a tu hurón

20 septiembre, 2019 - Maria José Sánchez Palomo

Los hurones son animales domésticos que se caracterizan por ser muy simpático y energéticos. Para que tengan un comportamiento algo tranquilo y acorde con lo que supone la convivencia doméstica es fundamental que se le de momentos de actividad física. Es importantísimo para que suelen esa energía y fuerza que les caracteriza y en el día a día se comporten de manera sociable y cariñosa. Dicho lo cual, a continuación te damos cinco trucos fundamentales para educar a tu hurón… y tener éxito en ese intento.

1. Evitar que muerda muebles y enseres domésticos

Son roedores por lo que su instinto natural es morder cuanto vean a su paso, especialmente en la edad infantil, cuando son cachorros. Hay varias maneras de evitar que muerdan cuanto encuentren a su paso. Fundamental es pillarlo a tiempo, cuando esté realizando la acción. Has de decirle ‘no’ de forma rotunda y contundente y se le señala lo que estaba rompiendo. Intenta hacerlo cada vez que lo pilles con las manos en la masa… 

Es importante corregir a los hurones cuando muerden, aunque sea una manera de jugar (iStock).

2. Estar tranquilo en casa

Como apuntamos, los hurones son bastante activos por lo que si queremos que se ‘comporte’ como debe en el hogar es fundamental darle momentos para des estresarse. Juega con él fuera de su jaula, déjalo en un espacio cerrado y ponte a tirarle la pelota o a ir tras él para que acabe cansado. No está de más ir poco a poco dejándolo sueltos por la vivienda para que él vaya descubriendo e investigando. Es una actividad que les encanta y te será de utilidad para que cuando toque la hora de devolverlo a su jaula o al habitáculo que le hayas habilitado, estén más tranquilo y en calma.

3. Enseñarle a hacer sus necesidades en el arenero 

En un principio es probable y normal que el hurón vaya haciendo sus necesidades allá donde pille. Buscará los rincones, en muebles y alfombras. Varias formas de atajar el problema. Por supuesto, corregirlo cuando lo veas en acción, eso es fundamental. Pero también va a funcionar el rociar con spray de manzana amarga esos sitios donde ha hecho pis o ha defecado. Dicen que el jugo de limón también puede ser de utilidad. Después, dirígelo a ese rincón que has preparado para que él haga sus necesidades, un arenero similar al de los gatitos que debes limpiar cada día para evitar que se acumulen los malos olores. 

Hay que ubicarles un espacio para ellos dentro de casa (iStock).

4. Para que aprenda a irse a su cama y quedarse tranquilo cuando sea necesario

Para ello puedes utilizar premios, galletas o snack específicos para estos animales. Dale la orden alto, claro y fuerte y dirígete al lugar donde quieres que descanse o se quede cuando necesites que esté en reposo. Después, dale el premio que te comentamos. Con el tiempo verás cómo va funcionando y se trata después de ir disminuyendo gradualmente los ‘regalos’ que le has ido dando para ese aprendizaje. 

5. Siempre cercanos y amables, ¡no a los gritos!!

Este consejos es general para cualquier cosa que quieras conseguir con los hurones. Son seres bastante miedosos, por lo que si recurres a las voces muy fuertes y altas es probable que se acabe asustando y se esconda. Lo mejor es optar por el refuerzo positivo conforme vayáis alcanzando esas pequeñas grandes metas en casa.

Los hurones necesitan mucha actividad física para soltar la energía que les caracteriza (iStock).

Esperamos que estos trucos para educar a tu hurón te sean de utilidad. Como decimos, son seres maravillosos, sensibles, cariñosos y muy inteligentes. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.