Las manías más extrañas que los gatos suelen tener

20 abril, 2020 - Maria Aguirre

Si tienes un gato, o lo has tenido alguna vez, no te vamos a descubrir seguramente demasiadas cosas nuevas en este texto porque habrás podido comprobar por ti mismo que estos animales son apasionantes en todos los sentidos, también en sus rarezas. Y es que el premio de animal de compañía más maniático se lo llevan los pequeños felinos con diferencia.

Ya no es que siempre estén alerta de todo lo que ocurre alrededor hasta el punto de tener la sensación de que siempre te están observando, o esa agilidad y actividad que les lleva a ser animales capaces de aparecer de repente por cualquier rincón de la casa; estamos hablando de manías realmente extrañas, de las que si no conoces el comportamiento de este animal pueden llegar a mosquear. Por eso, para que no te asustes ni te lleves un susto si estás empezando a conocerlos, compartimos contigo las que se llevan la palma.

El comportamiento de los gatos está lleno de rarezas y curiosidades (Foto: iStock)

 Pasión por la cajas

No pienses que tu gato tiene alguna especie de obsesión con las cajas; les pasa a todos. Les encantan. Dicen los expertos que es por varios motivos; entre ellos, la sensación de cobijo y seguridad y su curiosidad. Sea cual sea la razón, es común su pasión por las cajas.

Esconden tesoros por la casa

Es otra de esas manías comunes en todos los gatos, la de esconder tesoros, todo tipo de objetos de los que se apropian y hacen acopio en sus rincones favoritos de la casa. Y no se te ocurra investigar porque te va a pillar él antes a ti haciéndolo que tú a él sus escondites.

Comunicación con los pájaros

Como en los dibujos de Piolín, el mítico canario de los Looney Tunes, la relación entre gatos y pájaros es real. De hecho, es bastante habitual que ante la imposibilidad de cazarlos, los gatos reaccionen haciendo ruidos muy peculiares mientras observan a las aves. Eso sí, solo ellos saben lo que quieren decirles.

Se frotan contigo

Es una manía muy conocida que es propia de una especie territorial como los gatos, pero no deja de ser extraña para los seres humanos que no han convivido con estos animales. El gato dejará todo su olor por tu cuerpo, ropa incluida, desde que pongas un pie en casa. Marcarte será su saludo. Estás en su territorio, en el que te deja vivir, solo faltaría, pero las normas las pone él, y el olor corporal es una de ellas.

Gusto por amasar

No es común en todos los mínimos, pero sí es bastante habitual ver a gatos que tienden a amasarlo todo, incluso a sus dueños. Se relaciona esta conducta con lo que hacían cuando eran pequeños y estaban todavía en la fase de lactancia, que parece quedarse con ellos como manía cuando crecen.

Sienten devoción por las cajas y por amasar (Foto: iStock)

No les gusta quedarse encerrados

En realidad no le gusta a nadie, así que es relativamente normal que tengan fobia a las puertas cerradas. Incluso aunque les acostumbres si te vas todo el día y les dejas en una habitación, no es algo que lleven nada bien. Las puertas, en su territorio, les gustan que estén abiertas.

Amor odio con los pies

Ya sabes que estos animales tienen pasión por los juguetes que se mueven y para ellos los pies son algo parecido a ello, de ahí que suelan volverse locos con ellos, persiguiéndolos incluso. No es que tengan nada contra ellos, simplemente que les generan atracción. No lo pueden remediar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.