La muerte de un gato: motivos más frecuentes 

1 febrero, 2021 - Maria José Sánchez Palomo

La esperanza de vida de los mininos domésticos suele ser de alrededor de 15 años, por supuesto teniendo en cuenta que se les suministren los alimentos básicos para su bienestar y que tenga las necesidades más primarias cubiertas. Hay casos además excepcionales, como el de Creme Puff, un gatito que llegó a entrar en el Libro Guiness de los Récords por llegar a vivir 38 años y tres días. Impresionante, ¿verdad? 

Sea como fuere, eso no quita que haya animales que se vayan de manera prematura o repentina, con el consecuente dolor y duelo que deja en la familia en la que se encontraba… 

En este post abordamos un tema que probablemente te interese si convives con estos seres tan especiales: Causas más frecuentes que se dan en la muerte de un gato. Existen diversos estudios que abordan este tema y uno de ellos es ‘How long do cata live? Facts about the average cat lifespan’, de Melvin Pena, con fecha de julio de 2018. A continuación te presentamos algunas de las claves que revelan cuáles podrían ser los principales motivos que están tras el fallecimiento de estas mascotas. 

Los gatos suelen dejar un gran vacío en las familias a las que dejan tras su marcha (iStock).

Traumatismos

Caídas y golpes que, de manera accidental, se suelen dar en su actividad diaria o cuando salen al exterior y que no se tratan debidamente o que simplemente ocasionan unos daños complejos para superar en estos mininos. Como siempre recordamos la importancia de consultar con profesionales especializados cuando sucede algún incidente para que puedan poner el tratamiento adecuado y tratar con tiempo suficiente lo que pudiera haberle ocasionado al animal.

Enfermedades renales y problemas gastrointestinales

Otras patologías que suelen ocasionar el fallecimiento de estos seres son las enfermedades renales y problemas gastrointestinales. Estos vienen acompañados normalmente de infecciones bacterianas o virus. La presencia de ciertos parásitos afecta especialmente a los gatos que terminan padeciendo vómitos, diarreas, dolor abdominal y debilidad general que acaba terminando en su fallecimiento prematuro.

Importante consultar con el veterinario cuando detectemos síntomas de enfermedad en nuestras mascotas (iStock).

‘Moquillo felino’

También denominado de manera científica ‘Panleucopenia felina’. Es una enfermedad mortal que genera un parvovirus y que se manifiesta por la fiebre y los vómitos, la diarrea, la debilidad y la deshidratación. Es importante detectarlo a tiempo para poder tratarlo de la manera adecuada, con antibióticos e hidratación intravenosa.

Los gatos son seres sensibles y muy especiales que requieren de cuidados básicos para esa longevidad que les caracteriza (iStock).

Inmunodeficiencia felina

La causa el lentivirus y afecta sobre todo a los gatos adultos no esterilizados. ¿Síntomas? Infecciones en la boca, patologías respiratorias, pérdida de peso, infecciones intestinales, etc. Suele transmitirse por la mordedura de un animal infectado y no hay manera de prevenir ni vacunar. La leucemia, un tipo de cáncer que también suele aparecer en gatos, sí cuenta con una vacunación específica para evitar esta enfermedad. 

Alergias desconocidas

A las plantas, al polen, a los perfumes, a ciertos productos de limpieza, a la picadura de las pulgas, a algunos alimentos, al humo de tabaco… La lista de alergias posibles en los mininos es larga. El quid de la cuestión está en el grado de afectación que estas sustancias puedan ocasionarle, pues hasta que no aparecen síntomas de alergia no se sabe nada al respecto y según cómo le ‘ataque’, así serán las consecuencias. Entre las señales de que tu gato podría presentar alguna de ellas están la tos y los estornudos, la secreción nasal, la secreción ocular, el picor en la nariz y los ojos, caída de pelo, vómitos y diarrea. 

Las alergias se van descubriendo en relación a ciertos síntomas que se van manifestando en los gatos (iStock).

Cada vez se llevan a cabo más estudios e investigaciones en torno a la muerte de animales de compañía. Uno de los puntos que se están teniendo en cuenta es la diferencia entre la longevidad de un gato que es de 15 años y de un perro, de 12 años. En la revista Science se publicó al respecto y las conclusiones no llegan a ser concluyentes. Es un tema complejo sobre le que se sigue estudiando en la actualidad. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.