¿Sirve darles premios a los gatos para mejorar su comportamiento?

30 junio, 2021 - Maria Aguirre

La estimulación positiva en los animales es una técnica muy eficaz para forjar hábitos y conductas adecuadas en ellos. Esto es especialmente necesario cuando hablamos de animales independientes, que se rigen más de sus instintos que de las órdenes de un ser humano. Es el caso, sin ir más lejos, de dar premios a los gatos.

Por lo tanto, no se trata de darles demasiados premios porque además puede afectar a su dieta, pero dar premios a los gatos sí sirve para mejorar su comportamiento. Dado que los gatos jóvenes aceptan mejor indicaciones, es aconsejable empezar a educarles desde edades tempranas. Y eso incluye a los premios como una de las herramientas para conseguirlo.

Darles premios sirve para mejorar su comportamiento (Foto: iStock)

Eso sí, no son la única, ni se debe abusar de ellos. Y en todo caso hay que darles aquel snack que sea más saludable para ellos. Esto no lleva más trabajo que comparar productos y optar por el más saludable de todos que al animal le guste.

En general, la inmensa mayoría de ellos serán de su agrado porque la industria se preocupa y mucho por conseguir sabores que los gatos disfruten. Para ello, utilizan ingredientes sabrosos de su gusto, y esto es una garantía de éxito.

Si no sabéis qué snack comprar para premiar a vuestro gato en el día a día, nuestra recomendación es que no deis pasos en falso. Poneros en mano del personal experto de la tienda de confianza en la que soláis comprar la comida de vuestro gato y también pedid opinión a vuestro veterinario de confianza porque serán las dos fuentes más fiables que podéis consultar para encontrar el producto más adecuado.

Es importante no abusar de los premios y que estos sean saludables (Foto: iStock)

Por otro lado, para que sean eficaces en su objetivo, que no es otro que reafirmar el comportamiento adecuado del animal en un momento dado, es importante que el gato sepa que son un premio, y esto solo es posible de dos maneras: dándoselos justo después de una conducta positiva que se quiera reforzar, y restringiendo su consumo solamente a esos momentos en los que se quiera premiar al animal. Si se lo damos a todas horas, perderán efectividad y sentido de inmediato.

Y recuerda que los premios comestibles no son los únicos, también lo es el cariño y la libertad controlada porque los gatos necesitan su espacio. Con una educación que equilibre las tres cosas desde que el gato llegue a casa, el animal adquirirá desde muy pronto hábitos positivos y además se sentirá querido y arropado, que al fin y al cabo es lo más importante.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.