8 alimentos prohibidos que no debes dar a tu gato

4 Octubre, 2018 - Maria Aguirre

facebook whatsapp

Los seres humanos estamos cada vez más concienciados de llevar una dieta saludable y no solo lo hacemos extensivo a nuestros hijos en caso de tenerlos sino que poco a poco lo estamos haciendo también con las mascotas de la casa. Y es que muchos animales han sido criados en lo alimenticio con una libertad que a en ocasiones es incluso arriesgada para su salud.

Ahora, en general, se siguen las directrices que indican los expertos y se limitan mucho los alimentos prohibidos, que casi siempre son productos que proporcionábamos a nuestras mascotas creyendo que era un acierto extrapolar a los animales la idea de que algo es bueno para ellos si lo es para nosotros. Eso se acabó en la mayoría de casos, pero por si acaso existen las listas de alimentos prohibidos para cada especie. Por ejemplo, éstos son los que no debes dar a tu gato.

Hay alimentos que, aunque creas que son buenos para tu gato, pueden ser perjudiciales (Foto: iStock)

Productos lácteos

Todos tenemos asociado en la cabeza la idea de que los gatos y la leche se llevan muy bien. Y es cierto que recién nacidos la toman mucho, pero como todos los mamíferos. Los gatos adultos, una vez se acaba su período de lactancia, no deben tomar ni leche ni productos derivados de la misma porque se vuelven intolerantes a la lactosa.

Limón

Los productos cítricos y muy ácidos no son buenos para los gatos porque no los toleran bien y su aparato digestivo puede incluso rechazarlos provocándoles vómitos y malestar general.

Chocolate

Los gatos comparten con otros animales como perros y aves una serie de alimentos prohibidos para ellos porque contienen sustancias tóxicas para ellos que no lo son para los adultos. Como es difícil saber en qué cantidades sería tóxico para ellos, es mejor evitar al 100% el chocolate, que es uno de estos ingredientes.

Ajo

Es otro de los ingredientes de la lista de prohibidos por resultar tóxico para los gatos al igual que ocurre con los pájaros por ejemplo. Ingredientes que son primos del ajo como la cebolla también debes eliminarlos de la dieta de estos animales.

Embutidos

Los productos grasos y con exceso de sal no son recomendables para los gatos. La sal es muy dañina para sus órganos así que evítala a toda costa si quieres que el animal lleve una dieta saludable. Los embutidos que no sean bajos en sal son uno de los mejores ejemplo de lo que no pueden comer.

Aguacate

Es una de las frutas más grasas que existen por lo que la mayoría de animales, incluido los gatos, no la toleran bien así que es mejor prevenir y ahorrar posibles disgustos en forma de dolor, vómitos y malestar.

Frutos secos

Al igual que ocurre con el aguacate, los frutos secos son productos excesivamente grasos para lo que el estómago de un gato puede tolerar de forma positiva.

Dulces

No deberían incluirse en la lista de alimentos porque no tienen nada que alimente realmente, pero los confundimos con comida demasiado a menudo así que es mejor alertar del peligro de dar dulces a animales como los gatos. Problemas derivados del exceso de azúcar como la obesidad puede darse también en los pequeños felinos.

Olvídate de dulces y lácteos en la dieta de tu gato (Foto: iStock)

Además de estos 8 ejemplos, se deben evitar también el pescado crudo y hortalizas como los tomates y la patata siempre que no estén cocinados. Y por supuesto olvídate de darle al gato comida para perros, que es un disparate que desgraciadamente ha ocurrido en alguna ocasión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.