8 peces que son muy fáciles de cuidar

13 junio, 2019 - Marta Benayas

Si buscas una mascota que además de hacerte compañía sea fácil de mantener un pez es una buena opción pues no conlleva tantos sacrificios como pueda suceder con un perro o un gato, y además pueden resultar incluso divertidos si das con el tipo adecuado.

Pero ojo, aunque sean mascotas relativamente fáciles de tener en casa, existen ciertas diferencias en función de los problemas de salud que puedan padecer, el tipo de alimentación que lleven o la capacidad de adaptación que los hacen más aptos para personas inexpertas o que no tienen muchas nociones sobre cómo se cuidan.

Si deseas tener un pez pero no buscas uno que exija muchos requisitos para ser mantenido, entonces estás en el lugar correcto. A continuación te explicamos cuáles son los más fáciles de mantener.

Ciprínidos

Esta familia de peces proviene de Asia y podrás reconocerlos por tener un tamaño pequeño, ser muy coloridos, y vivir en aguas dulces. Aunque hay muchas especies, las más comunes son los barbos –también llamados carpas-, los neones chinos y los danios.

Barbos: suelen ser anarajados con algunos detalles en negro y son bastante activos y sociables. Normalmente viven en aguas cálidas, con una media de 22 grados de temperatura, y les gusta estar en grupo, por lo que si te decides a tener uno lo más recomendable es que optes por incluir más al grupo (unos 4 o 5 más). Les gusta explorar lo que tienen alrededor así que en tu pecera tampoco podrán faltar las plantas y recovecos, ¡se divertirán muchísimo!

Barbos (Istock)

Neón chino: son una de las variedades que gozan de mejor salud y normalmente viven en aguas con una temperatura desde los 15 a los 25 grados. En apariencia física son fácilmente reconocibles ya que suelen ser bastante alargados (unos 5 cm), en color marrón con una línea longitudinal en color claro. Igual que los barbos, adoran vivir en grupos, aunque más grandes, de unos 10 o 12 ejemplares.

Danios: viven en aguas con una temperatura similar al neón chino, y en su les gusta mucho saltar así que tendrás que tener tu pecera correctamente acondicionada. Su belleza te enamorará, son de color verde o dorado con franjas azules que recorren todo el cuerpo, muy llamativos y elegantes.

Pez arcoíris

Es un poco más grande que los anteriores llegando a medir unos 12 centímetros y no exige ningún cuidado complejo. Las aguas en las que vive suelen tener una temperatura de 20 a 25 grados y les gusta vivir en grupos de unos 6 o 7 ejemplares.

Tetras

Si te gustan los peces coloridos y originales con esta variedad tendrás donde elegir pues existen en multitud de tonalidades. Viven en aguas con una temperatura en torno a los 26 o 27 grados y les gusta moverse entre plantas, ¡así que, no escatimes en adornos!

Cíclidos

Muy coloridos y con una forma muy llamativa. Estos peces son de los menos exigentes de mantener ya que se adaptan prácticamente a cualquier medio, pero si te decides a tener varios, tendrás que tener cuidado con su reproducción ya que son bastante rápidos.

Es importante elegir peces que convivan bien entre sí (Istock)

Perca

Es otro de los peces que menos problemas gracias a su facilidad de adaptación. Sus defensas son muy resistentes y apenas se ponen enfermos. Otro punto muy interesante es que se amoldan a las diferentes temperaturas del agua, así que no tendrás que preocuparte demasiado.

Kuhli

Lo reconocerás fácilmente porque son de color parduzco y alargados –en torno a unos 10cm- y también se adapta a todo tipo de medios, aunque si te decantas por uno de ellos te recomendamos que metas arena o gravilla en tu pecera porque les encanta excavar, es más, es su medio para combatir el estrés.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.