Razones por las que no debes cortar orejas y rabo a tu perro

21 noviembre, 2017 - Julieta de Yo Amo a las Mascotas

A pesar de lo cruel que suena, existen personas que consideran que cortarles el rabo o las orejas a los perros es una manera de que sean más estéticos y bonitos. Generalmente lo hacen cuando son cachorros utilizando unas simples tijeras y una banda para frenar la sangre.

A veces ocurre que es necesario por alguna causa que el veterinario considera oportuna para mejorar la salud del can, pero por normal general, suele hacerse por motivos meramente estéticos. Sin embargo esa práctica es cada vez más repudiada, llegando a estar totalmente prohibida en algunos países.

De todas formas, existen ciertas razones que corroboran aún más lo innecesario de esta prática:

Dolor e infecciones

Es bastante obvio que si le cortas alguna parte de su cuerpo a un ser vivo, éste se vea expuesto a mucho dolor en el proceso de cicatrizado y, si no se limpia adecuadamente, también puede contraer infecciones peligrosas.

Las personas que defienden esta horrible práctica, suelen argumentar que los perros no sienten dolor al no tener (según ellos) el sistema nervioso completamente desarrollado al ser cachorros, cosa que es mentira ya que pueden sentir lo mismo que un perro adulto.

La cola: una manera de expresarse

Para los perros, la cola se convierte en una parte del cuerpo con la que comunicarse. Expresan sus emociones con ellas y también sus límites en el caso de un encuentro agresivo. Al quitarles esta parte del cuerpo, se les quita una manera natural de comunicación y expresión.

Asimismo, la cola es una extensión de la columna vertebral y al cortársela puede que el perro tenga problemas para moverse en el futuro.

No mejora la salud

Muchos defensores de esto indican que lo hacen por mejorar la salud del perro. FALSO, a no se que tenga el perro alguna condición por la que sea necesario este proceso, en ningún caso mejora la salud del perro. De hecho, puede empeorarla con infecciones y graves problemas derivados de esta mutilación. No es lo mismo que cortarles las uñas o el pelo, en este caso se eliminan elementos fundamentales en el cuerpo del perro que pertenecen a su anatomía y que tienen multitud de terminaciones nerviosas y conexiones.

En definitiva, es una práctica totalmente desaconsejable que no trae ningún beneficio al perro. Si vas a adoptar, en ningún caso deberás permitirlo.

2 respuestas a “Razones por las que no debes cortar orejas y rabo a tu perro”

  1. Gustavo Sanchez Marquez dice:

    Que grandes consejos proporcionan Ustedes, yo quiero muchisimos a los mascotas principalmente a los caninos, cuento con dos mascotitas perrunas que las adoro bastante a tal grado que a veces me pongo triste al pensar que habra un dia en que no las vuelva a ver mas y eso me hace darles lo mejor que puedo para que ellas esten tranquilas como hasta ahorita lo estan. Gracias por este espacio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.