Cómo saber si tu loro es macho o hembra

21 enero, 2020 - Maria Aguirre

No deberíamos, pero a veces cometemos el error de adoptar un animal sin saber toda la información al respecto y luego llegan las dudas. Una de ellas es su sexo, algo que es más difícil de saber dependiendo la especie. En un perro, como sabrás, es evidente porque se ven a simple vista prácticamente, pero en el caso de otro animales como los loros no es tan fácil. ¿El motivo? Que sus órganos sexuales permanecen ocultos en el interior de cuerpo. Es por ello que incluso en ocasiones en las que el dueño sí tiene la información en cuestión, esta es errónea por un mal diagnóstico.

Sea por lo que sea, si tienes dudas y quieres despejarlas, aunque no hay ninguna más efectiva y fiable como acudir a un veterinario experto en este tipo de especies, puedes hacerlo a través de las siguientes pruebas. Son aplicables a nivel general, pero es cierto que no son igual de concluyentes en todas las especies de loros.

Los órganos sexuales permanecen ocultos en el interior de cuerpo del loro (Foto: iStock)

Tamaño general

Sin duda alguna es la vez más concluyente pero necesitas que el loro sea adulto porque es cuando se aprecia verdaderamente la diferencia de tamaño entre una hembra y un macho.

Otros rasgos físicos en la edad adulta

La cabeza y el color son buenas pistas también para descubrir el sexo de un loro en edad adulta. La primera, en consonancia con su mayor tamaño, será más alargada en el caso de los machos, mientras que los colores son también más vistosos que en las hembras, algo que es muy habitual en el reino de las aves. El color, sin embargo, no es una prueba fiable en especies como los loros grises, por motivos obvios que tienen que ver con su tonalidad apagada.

Palpación

Esta exploración es la fórmula más fiable para conocer el sexo de un loro, pero no la puede hacer cualquier persona porque se le puede provocar daño al animal. Debes sujetarle, con cuidado, bocabajo, para poder palpar primero los huesos de la pelvis. Para ello, tendrás que presionar con mucho mimo en la zona del ano. Una separación de los mismos, pequeña eso sí, es un rasgo acorde con la fisionomía de una hembra, y si están juntos es un macho. Pero como estarás imaginándote si nunca lo has hecho, no es sencillo reunir la confianza para hacérsela a tu animal, así que si no te sientes capaz, no lo hagas. El miedo te hará tocar al loro más bloqueado y eso no es bueno para tu mascota.

Agresividad

En general, como es también común en otras aves e incluso en otras clases de animales, las hembras son individuos más agresivos que los machos, si bien no es tan fiable como el factor del tamaño y del color.

Hay muchas características que diferencian al loro macho del logro hembra (Foto: iStock)

Huevos

Es de perogrullo, pero si no has sabido el sexo del animal con las pistas anteriores, es posible que lo conozcas de golpe cuando a partir de los dos años, cuando el loro haya alcanzado su madurez sexual, de repente ponga huevos. En ese caso, ya lo tienes, es una hembra. Sin ningún tipo de duda. Recuerda por cierto que las hembras los pondrán aunque no haya machos cerca en muchos casos; de ser así, simplemente no nacerán crías al no ser fecundados. ¡La magia de la vida!

En cualquier caso, para salir de dudas de forma definitiva, como te hemos aclarado antes de darte estos consejos, una visita a un experto con los conocimientos óptimos para hacer pruebas definitivas, como son las de ADN con una muestra de sangre o del plumaje del animal, es la solución más adecuada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.