Cómo afecta la sarna a los conejos

7 abril, 2021 - Maria José Sánchez

¿Qué es exactamente la sarna? Tras leer este titular probablemente, sobre todo en el caso de que convivas con conejos, te estés preguntando qué es la sarna. Pues bien. Esta es una enfermedad de la piel muy contagiosa que se puede contagiar a las personas, de ahí que es importante saber en qué consiste y detectar posibles síntomas para evitar ese contagio. Los causantes son unos ácaros que se alojan en la piel, van poniendo huevos y crecen las larvas. El contacto directo es lo que genera en primer término esa expansión pero hay otros aspectos clave, pues esos parásitos pueden ser transportados por el viento y en un entorno infectado tanto animales como humanos se contagian por estar este en el ambiente. 

La sarna se contagia fácilmente entre los propios conejos, produciéndoles picores y llagas generalizadas (iStock).

¿Es grave la sarna? ¿Cuáles pueden ser sus consecuencias? Existen diferentes tipos de sarna y, en función de esto, varían los síntomas y señales asociados a los mismos. Grosso modo, hay varios aspectos importantes y muy reveladores a tener en cuenta que te dirán de qué forma afecta la sarna a los conejos. En su mayoría se trata de problemas en la piel. La sensación de picazón y la descamación de la dermis genera que el animalito se rasque buscando alivio y que se vayan formando llagas. En estadio avanzado, estos suelen padecer anemia y en casos muy extremos, de no tratarse a su debido tiempo, llegan a fallecer. 

En granjas es más fácil que se de la larva que genera la sarna, que tiene detrás un tipo de ácaro muy específico (iStock).

Dicho esto, pasamos a detallar aspectos importantes a tener en cuenta en relación a la pregunta que más puede preocuparte: ¿Cómo afecta la sarna a los conejos? 

  • Picor generalizado por el cuerpo, especialmente por las zonas con mayor abundancia de cabello, que es donde probablemente se hayan acogido las larvas de la sarna. 
  • Costras. Van apareciendo costras y estas irán en aumento conforme avance el picor en el cuerpo. Al final el animalito se hace algunas heridas que pueden infectarse y se convierten en llagas. ¡Mucho ojo con las infecciones de esas heridas!
  • Mal olor generalizado del conejo. 
  • Pérdida del cabello. Suele caérseles el pelo de manera abundante y llamativa, así que debes estar atento porque esta es una señal fácilmente detectable. 
  • Grietas en la piel y sangrado de estas. Muy ligado con el punto de las costras y los picores, pues una cosa termina por llevar a otra. 
  • Costras alrededor de boca y orejas, ojos y nariz. Van generalizando lesiones por el cuerpo del animalito, así que cuidado con todo ello. 
  • Otitis. Esta suele aparecer especialmente cuando se da la sarna de tipo corióptica. En esta también aparece un exceso de cerumen. 
  • Después hay otras señales importantes más específicas de otras variantes, como es el caso del prurito cuando se trata de sarna notoédrica o de engrosamiento de la piel cuando está afectándole el tipo dermodéctica. 

Si detectas síntomas de sarna en tu conejo, es mejor que lo lleves rápidamente al veterinario para que lo trate debidamente (iStock).

Como se puede comprobar, son bastantes las señales y las consecuencias de que tu conejo se vea infectado por sarna. Mucha precaución y a tener en cuenta esos síntomas para poner en marcha el tratamiento adecuado. No olvides que si convives con estos animales podrías contagiarte, tú o tu familia. Si acudes a tu veterinario probablemente te dirá cómo combatir la sarna. Para ello hay medicamentos específicos que ayudan mucho a la recuperación total del animal. 

La sarna es una enfermedad que afecta tanto a los conejos como a los gatos y perros. De hecho, de la sarna en perros y de la sarna en gatos se ha hablado anteriormente en YAAM.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.