6 hábitos de tu día a día que dañan a tu mascota

10 Julio, 2018 - Maria Aguirre

facebook whatsapp

Ese refrán que dice de “tal palo tal astilla” se puede extrapolar al mundo de las mascotas y sus dueños porque los animales, especialmente los perros, son un miembro más de la familia, de manera que los hábitos habituales de ésta les afectan como a un hijo más. Cuanto mejores sean los hábitos, mejor vida tendrá el animal, pero si por el contrario mantienes costumbres perjudiciales, es muy probable que tu mascota se vea dañada, como ocurre con estos seis ejemplos:

1. Fumar

Una mascota es un fumador pasivo más. Como ocurre con los niños, lo recomendable es no encenderse un cigarro en presencia de ellos, porque pueden ver cómo su salud se ve afectada por culpa del tabaco que consume su dueño. Solemos hacer caso de las recomendaciones en este sentido delante de los más pequeños, pero nos olvidamos a menudo de las mascotas de la casa.

Las mascotas también son fumadoras pasivas (Foto: iStock)

2. Estrés

Es un hábito muy negativo que está presente en muchas más vidas de lo que parece. De hecho, es habitual escuchar a bastantes personas afirmar que su rutina no es estresante cuando en realidad es todo lo contrario. La forma de vida en las ciudades sobre todo tiene al estrés como acompañante en muchas fases, y las mascotas se pueden ver afectadas por ello porque es contagiante. Lo ideal para el animal es un ambiente tranquilo, reposado, con tiempo para disfrutar de su dueño y de la naturaleza.

3. Llegar tarde a casa

Un hábito unido al anterior, ya que especialmente en la vida en la ciudad el trabajo nos compromete la mayor parte del día mientras nuestras mascotas pasan el día solos en casa. Si no tienes más remedio y tampoco puedes acercarte a mediodía a estar un rato con él intenta buscar a alguien de confianza que pueda dedicarle un ratito al animal para que no sienta en exceso la soledad de pasar tantas horas solo.

4. Sedentarismo

Si eres una persona que no tiene gusto por la actividad física, sin duda alguna esto afectará a tu mascota, sobre todo si es un perro, ya que los paseos diarios serán pocos y cortos, cuando el animal necesita todo lo contrario. De nuevo, debes ser responsable y apoyarte en las necesidades de tu mascota para mejorar también tu calidad de vida.

5. Suciedad en casa

Es fundamental mantener la casa aseada y limpia, porque es también el hábitat de tu mascota, que además no tiene el sentido común de evitar la suciedad como puede ser tu caso. Un ambiente sucio siempre es perjudicial para cualquier animal, así que sé responsable con ello y tú mismo también lo agradecerás.

Mantén la casa aseada y limpia por el bien de todos (Foto: iStock)

6. Malos hábitos alimenticios

Al igual que ocurre con el sedentarismo, si no cuidas tu alimentación, tienes mucha más probabilidades de hacer lo mismo con la dieta de tu mascota. Sobre todo debes reducir el consumo de dulces, ya que son productos muy peligrosos para la salud de los animales. Cuida a tu mascota como lo harías con tu hijo y ambos lo agradeceréis.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.