6 cuidados básicos si tienes un cerdo vietnamita

6 marzo, 2018 - Julieta de Yo Amo a las Mascotas

Los cerdos vietnamitas se convirtieron desde hace unos años en la mascota de moda, especialmente entre los famosos. Ahora cualquiera puede tener uno en su casa, son unas mascotas muy adorables, inteligentes y fieles.

El problema surge al cuidarlos pues no todo el mundo sabe cómo cuidar a un animal como este y es necesario seguir ciertos pasos y tomar ciertas precauciones para que tu mascota se mantenga feliz y sana. A continuación te traemos los cuidados básicos para tener un cerdo vietnamita en casa:

1. Espacio

Un cerdo vietnamita necesita su espacio que sea amplio, seguro y confortable. Puede habilitar una habitación en tu casa o bien, si dispones de espacio fuera, hacerle una caseta. Protégelo del frío y consíguele una camita cómoda, pueden valer las de perros.

2. Movilidad

De pequeños los cerdos vietnamitas no tiene problema en moverse por la casa, pero de mayores, conforme vayan engordando, tendrán más dificultades.

Para hacer la vida más fácil a tu mascota te recomendamos que cuides mucho los objetos de las estancias en las cuales paseará y que le proveas de rampas y accesos sencillos para que no puede hacerse daño.

3. Comida

Consíguele cuencos amplios y profundos para que pueda comer sin problemas y establece una zona concreta de la casa para que pueda comer.

En cuanto a su alimentación, hay piensos específicos para estos animales y, además, puedes introducir lechuga, lombrices, pastos verdes, apio o zanahorias a su dieta. Incluso frutas, patatas o maíz de vez en cuando.

Jamás permitas que coma chocolate o azúcar y, por supuesto, nunca piensos de gatos o perros.

4. Ejercicio

Jugar con tu cerdo vietnamita es fundamental para que se mantenga en forma y no caiga en la obesidad, pues esta especie es muy propensa a ello.

En verano les encanta jugar con el agua, una piscina infantil puede ser perfecta para que se entretenga y haga ejercicio.

Además, puedes sacarlo a pasear siempre y cuando lo saques con arnés y correa. Es necesario que tengas una actitud firme con estos animales, son muy inteligentes y pueden aceptar normas básicas, igual que los perros siguen al líder de la manada. Eso sí, jamás lo maltrates para conseguir que te haga caso, sabemos que nuestros mascoteros no lo harían jamás pero hay que dejarlo claro.

5. Necesidades

Nos referimos a sus necesidades en cuanto a orinar y defecar, para ello, al igual que los gatos, los cerdos vietnamitas pueden aprender perfectamente a usar una caja de arena.

6. Castración

Al igual que ocurre con otros animales, los cerdos vietnamitas deberían ser castrados para prevenir enfermedades y actitudes dominantes, además de evitar su reproducción con otros animales como un jabalí (en el caso de que se encuentre con uno)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.