4 precauciones que debes tener en la jaula de tu pájaro

2 Octubre, 2018 - Maria José Sánchez Palomo

facebook whatsapp

Si tienes pajarito en casa o piensas hacerte con uno para tenerlo como mascota, deberías tener en cuenta varios puntos a la hora de elegir y acondicionar el habitáculo donde va a estar. La jaula del pájaro es fundamental para el bienestar de este animal así que echa un vistazo a estas cinco claves fundamentales para que el ave se sienta realmente como en casa y esté contigo muchos años. 

1. Jaula a medida del pájaro que tienes

Igual que hay diferentes tipos de aves también encontrarás en el mercado una gran variedad de jaulas en las que darles cobijo. A la hora de comprar una debes tener en cuenta varios aspectos, fundamental por supuesto el tamaño del animal. Cuanto mayor sea el habitáculo, mejor estará, más cómodo se sentirá y tendrá una mayor sensación de libertad. Por norma, se recomienda que la jaula no sea inferior a 1,5 veces la envergadura de tu mascota. ¿A qué nos referimos al decir ‘envergadura’? A las dimensiones del ave con las alas completamente desplegadas. 

2. Los barrotes de la jaula

Otro punto importantísimo es la separación que hay entre los barrotes, que no debe ser menor a 1,5 centímetros. Esto es de término medio. Los profesionales señalan que si el pájaro es de gran tamaño, esa distancia podría ser mayor, pero bueno, no está de más tener esa indicación genérica a la hora de elegir una jaula segura para tu animalito de compañía. 

3. Acondicionarla convenientemente

Debe tener su bebedero y comedero, imprescindible para que pueda alimentarse e hidratarse convenientemente. Es recomendable que la jaula de tu pájaro tenga saltadores y columpios para que juegue, se entretenga y sobre todo fomente su movilidad. 

4. Mantener limpio el habitáculo

Es obvio que hay que realizar un buen mantenimiento de la jaula para garantizar el bienestar del animal. Lo que no todo el mundo sabe es que hay que higienizar la jaula al menos una vez a la semana. Se deben recoger los excrementos y retirarlos y limpiarla bien para evitar que sus residuos se conviertan en un foco de infecciones que pueda perjudicar al ave. Cada tres meses es recomendable hacer una limpieza más en profundidad con productos específicos. Anótalo en la agenda para que no se te olvide y tu animalito de compañía no pague las consecuencias de tus despistes. 

Esperamos que estos cuatro trucos te ayuden a garantizar la salud y el bienestar de tu pájaro. Son claves sencillas para evitar problemas mayores así que ten en cuenta estas precauciones que debes tener en la jaula de tu pájaro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.