Mi gato ha perdido el apetito, ¿qué le ocurre? 

16 agosto, 2019 - Maria José Sánchez Palomo

La pérdida de apetito es algo que sucede tanto a las personas como a los animales. ¿En alguna ocasión has pasado una fase de inapetencia, en la que nada te apetece tomar? Pues a ellos también les sucede y, como ocurre con las personas, eso es síntoma de que algo no funciona como debería. En el caso de los felinos, cuando estos dejan a un lado las ganas de comer, es debido a diversos motivos que te explicamos a continuación. 

Los cambios alteran el estado de ánimo de los gatos, que son animales de costumbres (iStock).

Uno de los posibles síntomas es que esté enfermo. Es uno de los indicativos de que tal vez la salud de tu mascota se esté resintiendo. Esta falta de apetito acompañada de inactividad y decaimiento es muy significativa por lo que deberías consultar con tu veterinario si consideras que esa inapetencia esconde algo de cierta gravedad. No te alarmes, ¿eh? Se trata solo de hablar con un especialista para que pueda valorar si esa pérdida de apetito de tu gato es consecuencia de alguna dolencia o enfermedad. 

Otro motivo puede ser la ansiedad y el estrés. Igual que puede darles por comer sin parar y con cierta gula, podría suceder lo contrario. ¿Cuánto se estresan los gatos? Ante los cambios radicales y bruscos. Por ejemplo, si lo llevas de vacaciones y se altera su día a día, no es de extrañar que aparezca cierto nerviosismo y eso repercute en las ganas de comer de tu mascota. Si está triste, otra emoción que aparece con cambios en sus rutinas o cuando se aleja alguno de los miembros de la familia con los que tenía especial apego, la inapetencia también hace acto de presencia. Abre bien los ojos y está alerta para saber qué podría estar pasando por su cabeza y ayudarle a aliviar la situación. 

Una razón que hay que apuntar también es el tema de la alimentación. Normalmente ellos se habitúan a su pienso, a una comida concreta, pero podría suceder que con los años terminen por aborrecer en cierta medida la alimentación que están llevando. Prueba a cambiarle de pienso para comprobar si ese es el motivo. Siempre consulta con tu veterinario esta decisión, que tal vez haya que valorar otros posibles motivos por los que tu gato ha perdido el apetito.

Cuando no se encuentran bien físicamente, los gatos pierden el apetito (iStock).

Esperamos que estas anotaciones te sean de utilidad si consideras que tu gato ha perdido el apetito. Es importante conocer al menos de manera resumida esas posibles razones para actuar en consecuencia y tratar con el veterinario de confianza de tu mascota para que te ayude a restablecer el apetito del animal. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.