Enfermedades que te puede contagiar un gato

26 febrero, 2019 - Maria Aguirre

Convivir con animales es una de las cosas que más enriquecen la vida familiar, especialmente si también hay niños en el hogar. Casi todo son ventajas al respecto, pero también hay que tener en cuenta aquellos detalles que no lo son tanto. Eso sí, no son cosas negativas, sino simplemente pequeños riesgos y responsabilidades que basta con conocerlas y asumirlas para poder disfrutar en plenitud de todo lo bueno que traen a una casa. En este caso, te alertamos de una selección de las posibles enfermedades que puede contagiar un gato, que son muy similares a las del perro.

Las heridas abiertas suelen ser foco de las infecciones (Foto: istock)

Arañazo de gato

Si un gato infectado previamente a través de las pulgas por la bacteria Bartonella henselae te produce una herida abierta o un arañazo, puede contagiarte esta enfermedad que provoca inflamación de los ganglios, fiebre, cansancio acumulado y jaquecas entre otros síntomas. No es demasiado peligrosa en una persona salvo en contadas ocasiones en las que se complica, pero conviene realizarle un seguimiento médico por si es necesario el tratamiento.

Rabia

Es una enfermedad muy grave que pueden sufrir los gatos y a su vez ser contagiada a una persona a través de la saliva, por ejemplo vía una herida abierta. Hay muchas otras especies de animales que pueden contagiarla, pero afortunadamente en el caso de las mascotas como perros y gatos está muy controlada su transmisión gracias a las vacunas.

Toxoplasmosis

Un parásito presente en las heces de los gatos es el causante de esta enfermedad que es especialmente delicada en mujeres embarazadas porque puede afectar al feto. En el resto de seres humanos, excepto en aquellas que tengan debilitado su sistema inmunológico por culpa de otras patologías graves, apenas tiene consecuencias.

Campilobacteriosis

Es una bacteria que convive en el estómago de muchos animales, entre ellos los gatos. Básicamente provoca síntomas desagradables en el ser humano como las diarreas y la fiebre, y se puede contraer a través del agua que bebe el animal o de sus heces. Es una infección estomacal que se puede tratar con antibióticos.

Tiña

Es un infección de tipo cutáneo que puede transmitirse por el tacto, por ejemplo al acariciar al animal. Es una infección que suele llamar mucho la atención a simple vista por los síntomas que tiene sobre la piel del gato o del animal que la sufra, por lo que es poco frecuente su contagio, ya que al ser tan visible es más sencillo detectar que algo va mal y acudir al especialista.

Toxocariasis

Se trata de una infección que una lombriz que reside en los intestinos de perros y gatos provoca al ser eliminados sus huevos a través de las heces del animal, contaminando la superficie, que a su vez transmite la enfermedad si es manipulada sin prevención por los seres humanos. Por este motivo suele ser más habitual en niños que en adultos, que sí toman precauciones al manipular las zonas donde sus gatos hacen sus necesidades. Los síntomas son diversos, al igual que el tratamiento, que el médico varía en función de los síntomas de la persona en cuestión.

No hay que alarmarse pero si estar pendiente para tomar medidas (Foto: istock)

Estas son algunas de las enfermedades que pueden ser transmitidas por los gatos a los seres humanos. Conviene aclarar para finalizar que no se trata de alarmar sobre ello, sino de informar de que es una posibilidad real que puede ocurrir y que por lo tanto es necesario conocer para tomar las medidas necesarias, con responsabilidad, que permitan la prevención de las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.