Convivencia entre perros y gatos ¿Es tan mala como la pintan?

29 agosto, 2017 - Marta Benayas

Uno de los clichés dentro del mundo de los animales domésticos es que los perros y los gatos no se soportan y que es imposible convivir con ambos en la misma casa. Nada más lejos de la realidad, este argumento es uno de los falsos mitos que cohíben a la gente a la hora de adoptar un perro o un gato cuando ya tienen algún animal más en casa.

Los gatos son muy mimosos (Istock)

Paciencia

Aunque la personalidad entre perros y gatos sea muy distinta, los perros son más dependientes mientras que los gatos prefieren hacer una vida más ‘libre’, la convivencia entre ambos no tiene por qué ser mala siempre y cuando estén educados en el respeto.

Aunque es más fácil que un perro y un gato se lleven bien si ambos se conocen desde pequeños también es posible que aunque uno de ellos lleve varios años en la casa acabe aceptando al otro. ¿Cómo? Aunque no te lo hayas planteado, tú, como dueño, juegas un papel muy importante.

Los perros son más dependientes que los gatos (Istock)

Cada uno debe tener su espacio

Lo primero que debes hacer es darle a cada uno su propio espacio, su cunita, su bebedero, su zona para hacer sus necesidades, y por supuesto sus propios juguetes. Te recomendamos poner sus cosas en zonas diferentes de la casa para que cada uno tenga su ‘territorio’ y no moleste al otro. Pero ojo, no te confundas, esto no significa que uno no pueda entrar en la zona del otro, simplemente lo que tienes que hacer es prepararles su ‘hábitat’ para que estén tranquilos, pero quedando siempre presente que la casa es de todos.

La convivencia entre ambos puede ser excelente (Istock)

Los dos son importantes para ti

En muchos casos surgen problemas de celos, tienes que hacerles ver que los dos son importantes para ti para que no surjan problemas entre ambos. Hazles mimos y si le compras un regalo a uno, deberás hacérselo también al otro.

Déjalos interactuar

No intentes siempre poner orden en sus comportamientos, ellos saben cómo marcar su territorio y relacionarse. Si estás todo el tiempo encima de ellos dificultarás sus relaciones sociales.

Aunque se trate de animales diferentes, las pautas que has de seguir son muy sencillas, si desde el primer día de convivencia las cumples no tiene por qué haber problemas.

1 respuesta a “Convivencia entre perros y gatos ¿Es tan mala como la pintan?”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.