4 ventajas de tener un arenero automático

28 febrero, 2019 - Maria Aguirre

Si hay una decisión importante a la hora de tener un gato es saber elegir bien su arenero porque el animal pasará muchas horas en su vida usándolo… y tú limpiándolo. Especialmente importante es este último detalle ya que el tiempo es oro y si quieres ser responsable con las necesidades del animal tendrás que ser muy cuidadoso con la higiene del mismo. Desgraciadamente, la mayoría de las personas tienen un tiempo disponible limitado. Pero, en el otro lado de la balanza, debes saber que a lo mejor te vamos a presentar la solución perfecta: los areneros automáticos.

Son areneros autolimpiables mucho más higiénicos (Foto: iStock)

Son areneros autolimpiables, de ahí que reciban el nombre de automáticos también. Son una gran solución con una serie de ventajas importantes de las cuales la más importante ya la hemos citado en la entradilla: el ahorro del tiempo que permiten.

Dicho esto, si no te convence probar directamente con uno 100% automático, puedes optar por un término medio como son los areneros tamizadores. Estos areneros incluyen una especie de filtro o tamiz que separa los desechos de la arena limpia, de manera que para limpiarlos basta con volcar la arena sobre este espacio que generalmente viene delimitado por una rejilla. Acto seguido, el segundo y último paso es tirar los excrementos a la basura. Algunos modelos son todavía más avanzados ya que incluyen elementos que agilizan más aún la limpieza, como por ejemplo una palanca.

La segunda gran ventaja es el ahorro en arena que supone tener uno en casa. Al poder separar mucho mejor los desechos de ella, es más sencillo ahorrar al no tener que cambiarla tanto. Según los expertos puedes llegar a ahorrar de 5 a 10 veces más de arena que con un arenero tradicional.

Una tercera ventaja es que muchos de los modelos de areneros automáticos llevan el compartimento donde se separan los desechos de la arena cerrado. Esto hace que los malos olores también se limiten, algo que no es tan sencillo de conseguir cuando el arenero está al aire.

Por último, la cuarta gran ventaja que tienen cierra el círculo de ventajas ya que conecta con la primera de todas. Te ahorra tiempo al retirar los desechos pero también lo haces para limpiar el arenero al completo ya que al ser más higiénico en líneas generales, limitarás el número de veces que tendrás que limpiarlo a fondo.

Son mucho más sencillos a la hora de limpiar (Foto: iStock)

Lo único que tienes en cuenta si vas a comprar uno es que generalmente son más grandes que los tradicionales y su precio medio es más elevado, pero si puedes permitírtelo al menos es conveniente que lo manejes como una de las opciones interesantes para tu gato.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.