6 curiosidades del gato himalayo que debes conocer

7 octubre, 2019 - Maria Aguirre

Uno de los gatos de estética más llamativa es el himalayo, una raza con un pelaje voluminoso precioso y una mirada de las que te deja helado, y con un nombre que suele dar lugar a muchas confusiones acerca de su origen, como repasaremos a continuación en una de las curiosidades más interesantes que hemos recopilado para presentarte a este bello animal:

Origen

La mezcla que ha dado lugar esta raza es la del persa con el siamés. Por eso tiene un cuerpo fuerte, como el primero, del que también ha heredado muchos rasgos de la cara, incluidas las orejas separadas, y el pelaje frondoso. Del siamés ha absorbido los ojos azules hipnotizantes y la gama de colores en los que existe, con el cuerpo claro y los detalles del rostro y la cola oscuras.

Es una mezcla de la raza persa con el siamés (Foto: iStock)

Nombre

El gato himalayo se denomina así por su parecido con el conejo con el que comparte nombre, pero no tiene nada que ver con la cordillera montañosa más famosa del mundo. El himalayo se cree, según lo publicado por diversas teorías, que tiene su origen en la Universidad de Harvard en la década de los 30 del siglo pasado, donde se cruzaron las dos razas de gato citadas en el punto anterior.

Pelaje

Es un gato con un exuberante pelo, una de sus principales características físicas, que requiere, eso sí, una atención especial por parte del dueño del animal puesto que se le debe cepillar todos los días, además de lavarlo a conciencia con más frecuencia que el pelo de otras razas para evitar que se le formen nudos.

Ojos

Son increíbles, hasta el punto de que no podrás quitar la mirada si te la cruzas con uno de estos gatos. El denominador común a todos ellos es el color, el azul, que puede presentarse en distintas tonalidades.

Carácter

El himalayo, en general, es un gato muy tranquilo que huye de los ruidos. Es dócil y cariñoso, pero esa necesidad de vivir en un clima donde reine la calma hace que no sea el tipo de gato ideal para convivir con niños.

Es un gato en general muy tranquilo (Foto: iStock)

Salud

Deberás prestar atención especial al pelo, como ya te hemos advertido, porque son muy peligrosas las bolas de pelo que pueden acabar en su estómago, y también a los ojos, donde suelen necesitar la aplicación de suero o cualquier otro producto que te recomiende el veterinario para limpiarlos de vez en cuando. Además, los dientes no encajan a la perfección, de ahí que puedan presentar problemas de salud derivados de esta peculiaridad. Pero en general es un animal muy sano.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.