Cómo hacerte la foto perfecta con tu mascota

6 abril, 2018 - Marta Benayas

Cuando tienes una mascota, una de las cosas que más te gustan, además de ir de paseo con ella y disfrutar de cada momento que puedes de un rato juntos, es poder hacerte una buena foto con la que presumir delante de tus amigos. Porque sí, estamos seguros de que aunque quizás no sea el animal más bonito del mundo, para ti lo es todo y es importante tener un recuerdo con ella ya sea en tu smartphone o colgada en el salón de casa.

Hacerte la foto perfecta con tu mascota no es tan fácil como parece, se trata de una tarea que sólo unos pocos ‘afortunados’ pueden conseguir a la primera. ¿El secreto? Además de mucha práctica, un poco de paciencia. Ten en cuenta que te vas a hacer una foto con un animal, y que por mucho que lo asocies con una persona, le resulta difícil acatar órdenes.

A pesar de que parece que no es nada fácil, con unos sencillos trucos tu también puedes lograr la captura ideal, solo debes ponerlos en práctica para descubrir que la imagen ideal no es tan difícil de lograr.

1. Elige una zona tranquila
Si os hacéis la foto al aire libre lo mejor es que elijas una zona tranquila para que tu fiel amigo no se distraiga. Si es un perro, evita los lugares con fuertes olores porque sólo lograrás que tu mascota pierda la atención.

2. Emplea una palabra clave
Si quieres que tu mascota mira a la cámara -si tu no estás posando con ella- un remedio que nunca falla es que le digas una palabra que entienda como “regalito”, “premio” o “mamá”. Eso sí, si le prometes una chuchería después tendrás que dársela.

3. Mantén las distracciones a raya
Al igual que te recomendamos  elegir una zona tranquila para que no pierda la atención, si prescindes de todo tipo de aglomeraciones conseguirás que por fin mire a la cámara.

4.Decora tu ‘palo selfie’
El ‘palo selfie’ ese instrumento tan amado como odiado por muchos, puede convertirse en tu aliado a la hora de conseguir la foto perfecta. Coloca un adorno que sepas que tu mascota observará con detenimiento, ¡no falla!

5. Sin flash, mejor
Si es de noche y no puedes prescindir de él, no queda otro remedio, pero en las fotos diurnas lo mejor es que omitas este instrumento. Los ojos de los animales son más sensibles a él y sólo conseguirás que, además de no salir favorecida, tu mascota coja manía a las fotos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.