Todo lo que debes saber sobre la tiña en mascotas

19 noviembre, 2018 - Maria José Sánchez Palomo

facebook whatsapp

Probablemente hayas oído hablar de la tiña en alguna ocasión pero no tengas claro de qué se trata. Te adelantamos que se trata de una infección cutánea que afecta tanto a personas como a animales y en este post te vamos a desvelar todo lo que deberías conocer acerca de esta afección dermatológica, cómo surge, de qué forma tratarla y otros aspectos más de interés. 

Uno de los animales afectados por la tiña son los gatos (iStock).

Uno de los animales afectados por la tiña son los gatos (iStock).

¿Qué es la tiña?

Se conoce científicamente como dermatofitosis y se trata de un infección micótica que se produce en la piel debido a la actuación de varios tipos de hongos. Son una especie de sarpullidos circulares que se desarrollan en la piel y que afecta tanto a humanos como a especies animales. 

Animales a los que suele afectar 

La tiña en mascotas es relativamente frecuente, la verdad, así que es recomendable conocer acerca de ella. Animales domésticos como los perros y los gatos, los conejos, los pájaros y los roedores, entre otros –también ovejas, cabras, cerdos, etc.–, son víctimas potenciales de estos hongos. 

¿Cómo se contrae la dermatofitosis?

Las mascotas padecen de tiña a consecuencia del contacto directo con los citados hongos. Estos viven durante mucho tiempo como esporas infectivas y estas pueden estar en el suelo y al contacto de los animales con superficie infestada estos organismos se adhieren a la piel y al pelo del animal. Unos se lo pueden pegar a otros. De hecho, si utilizamos cepillos o máquinas para cortar el pelo con animales que ya tienen los hongos adheridos a ellos es probable que estos utensilios funcionen como elemento propagador de la enfermedad.

Picores y enrojecimiento de la piel. Dos de los síntomas de la tiña en mascotas (iStock).

Picores y enrojecimiento de la piel. Dos de los síntomas de la tiña en mascotas (iStock).

¿Puede afectar a los humanos?

Sí, la tiña puede contagiarse a las personas. Como apuntábamos anteriormente, el contacto directo con una animal o con un ser humano que la padece es la vía por la cual se propaga a otros seres vivos.

Síntomas de la tiña

Aparecen sarpullidos de forma circular, enrojecimientos en la piel que conllevan además picazón y placas inflamadas. Descamación de la piel y pompas. La epidermis se ve alterada de manera notable.

¿De qué forma afecta esta enfermedad a tu mascota?

Como se adelanta en el punto anterior, al hablar de los síntomas, la dermatofitosis genera molestias en la piel del afectado. Por un lado está el enrojecimiento y la picazón, se hinchan ciertas zonas y aparecen costras o escamas sobre el área afectada. 

Formas de evitar el contagio de tiña

Normalmente suele atacar a los seres más indefensos, a los animales con un sistema inmunológico débil o aún inmaduro, como pueden ser los cachorros. Se recomienda mantenerlos en una zona limpia donde se reduzcan al máximo las posibilidades de contagio de hongos. Aquellos seres que estén afectados deben aislarse para tratarlos de manera conveniente. 

¿Cómo se trata la tiña en los animales?

Una vez sospeches que tu mascota padece de dermatofitosis es clave que acudas a tu veterinario de confianza. Él sabrá diagnosticar la enfermedad y recomendarte el tratamiento a seguir. Para prevenir y evitar futuros contagios es importante asear con frecuencia a tu mejor amigo y mantenerlo en condiciones higiénico-sanitarias ópticas. Para erradicar por completo los hongos causantes de esta dolencia, es clave limpiar todo el entorno en el que se ha movido el animal hasta el momento, con cloro y detergente para no dejar ni rastro de las esporas. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.