Facebook

► ¡Cuidado con las procesionarias! Atento a cómo evitarlo - Yo amo a las mascotas

¡Cuidado con las procesionarias! Atento a cómo evitarlo

25 junio, 2018 - Maria Aguirre

Es posible que a lo largo de la primavera hayas oído hablar de las procesionarias pero no seas capaz de ubicarlas. Sabes que son peligrosas pero ni siquiera eres consciente de qué son exactamente. Las procesionarias del pino son una especie de oruga cuyo cuerpo está recubierto de unos pelos urticantes que producen reacciones de diferente gravedad con su roce.

Es importante tener cuidado con estas orugas sobre todo si uno va acompañado de niños, donde este tipo de reacciones pueden ser más peligrosas porque pueden tener efectos graves en su salud. Por ello, conviene tomar precauciones ante este animal.

En primer lugar conviene saber que su hábitat son los pinares fundamentalmente, y en España pino tenemos para dar y regalar, de ahí que sean tan comunes. Es una oruga que anida en pinos, pero también en abetos y cedros, y suelen ser nocivas para dichos árboles. Sus nidos se diferencian bien porque son bolsas de seda blanca que pueden albergar de 100 a 300 orugas, si bien eclosionan generalmente hasta abril como muy tarde, por lo que son más fáciles de encontrar en primavera. Sin embargo, el mayor riesgo ocurre después porque con las altas temperaturas descienden a la tierra para convertirse en mariposas y se entierran.

Una de las curiosidades de esta especie de oruga es que no es necesario rozar directamente con ella para sufrir la correspondiente reacción, ya que en situaciones de peligro expulsan pelos al aire, de manera que pueden atacar a sus amenazas a distancia. Incluso el aire puede transportar dichos pelos convirtiéndolos en un peligro para personas y animales. Es por ello que se debe ir con mucha precaución por este tipo de parajes; al menos, se debe ir con cautela y atención máxima, sobre todo si hay menores.

En caso de contacto con los pelos de una procesionaria, lo recomendable es limpiar inmediatamente la zona con jabón y agua para acudir al médico o al veterinario a continuación en caso de que la víctima sea otro animal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.