Cómo saber si mi mascota está deshidratada

26 junio, 2019 - Maria Aguirre

Uno de los miedos de muchos dueños de animales domésticos, en especial los novatos ya sea porque es su primera experiencia con mascotas o porque es la primera vez que tienen esa especie, es saber detectar un problema tan serio como es la hidratación.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no todos los animales necesitan beber la misma cantidad de agua al día, ni siquiera dentro de las mismas especies, por lo que no debes obsesionarte si tu mascota no bebe todo lo que te gustaría. El estado de la piel es la mejor prueba para comprobar si bebe lo suficiente. A continuación te damos algunas pistas básicas para darte de cuenta si tu animal sufre deshidratación centrándonos en una selección de especies que abundan como mascotas:

Perros y gatos

Ambos animales mamíferos comparten muchos síntomas cuando están deshidratados. Sin duda alguna su estado físico es la primera prueba. Si se le ve aletargado puede ser porque le falte líquido. La segunda comprobación es su piel. Cógele un pliegue y si vuelve rápido a su sitio es que el animal está perfecto. Si tarda en recuperar su lugar porque le falta elasticidad, ponte en alerta y comprueba su lengua y encías, que deben estar hidratadas. Si también están resecas llévalo al veterinario porque entonces el animal necesita líquidos y minerales urgentemente. Con tres comprobaciones como éstas es suficiente para, si todas son positivas, tomar medidas y llevarlo al especialista, que seguramente revisará otros detalles como la temperatura de las patas en el caso de los gatos, los ojos del animal, etc.

La hidratación de nuestras mascotas es imprescindible (iStock)

Canarios y otras aves

En el caso de las aves como los canarios, las comprobaciones que debemos hacer no son muy distintas a la de los mamíferos, pero sí varían un poco. De las cosas más fiables para saber si necesita líquidos son sus excrementos. Si un ave no está bien hidratada éstos serán mucho más secos, con menos agua, y por tanto muy diferentes a la vista que cuando son normales. Incluso si está muy deshidratada puede que no haga deposiciones. Además, las aves suelen ser generalmente activas y alegres. Si notas apagada a la tuya y con la alerta baja, sospecha y continúa revisando otros detalles como los ojos que deben estar brillantes y el interior del pico, que debe estar húmedo.

El interior del pico de nuestro pájaro debe estar siempre húmedo (iStock)

Reptiles

Son los animales de tierra que más agua necesitan para sobrevivir pero también la consiguen de muchas más fuentes que otras especies. En los reptiles, cualquier fallo en su alimentación, en las condiciones del terrario o cualquier enfermedad suele provocarles deshidratación. El animal que la sufra rápidamente dará muestras de ello porque desarrollará alguno de estos síntomas: debilidad, falta de movilidad, desorientación, falta de apetito o sensación de que está incómodo. Además, en los reptiles al igual que en perros y gatos, la piel también es una prueba que no suele fallar en el diagnóstico. Recuerda: coge un pliegue y si no vuelve rápido a su ser puede deberse a que es posible que esté deshidratado. Presta atención a los otros síntomas y ante cualquier sospecha llévalo al veterinario.

Los reptiles son los animales de tierra que más agua necesitan para sobrevivir (iStock)

Conejos y roedores

Los conejos son animales que rápidamente pierden el apetito si algo falla en la cadena de cosas que deben trabajar en conjunto para que el animal esté a gusto. Debes prestar mucha atención a cuánto bebe porque a veces estos animales deciden dejar de hacerlo por cuenta propia de manera que tendrías que suministrarle tú el líquido. Si crees que puede estar deshidratado, fíjate si tiene alguno de estos síntomas: ojos hundidos, sensación de debilidad y desorientación o pelo excesivamente rizado. Aún así, la prueba infalible es la misma que en la mayoría de los animales: su piel.

Si el conejo no bebe por cuenta propia tendrás que suministrársela tú de algún modo (iStock)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.