5 trucos para darle una medicina a tu mascota

12 diciembre, 2018 - Maria Aguirre

Cuando uno adopta una mascota piensa en todas las cosas buenas que esto le puede traer, pero solemos dejar de valorar lo que no es tan agradable y que también habrá que hacer porque el animal nos necesita siempre, también en los malos tiempos. Por eso, por ejemplo, tendrás que darle algún medicamento cuando no se encuentre bien y el veterinario así lo diagnostique. Si te toca hacerlo por primera vez, puedes seguir estas pautas para que sea más sencillo:

Consulta al especialista y céntrate en el animal (Foto: iStock)

En primer lugar tienes que centrarte en ti antes que en el animal. Si tú te pones nervioso, tu mascota lo notará y no te lo pondrá fácil. Darle un medicamento no es difícil si estás tranquilo y manipulas al animal con calma y con cariño.

Nada mejor que conocer las peculiaridades de tu animal para saber cómo será la mejor forma de darle su medicina. Aprovecha si es comilón, o si prefiere jugar.

La comida es un buen truco para darles medicamentos sin que se enteren. Además, es el truco más versátil porque te puede ser útil con prácticamente todas las especies. Mezclarlo en paté, en el pienso, con carne si el animal la toma o de cualquier otra manera que se te ocurra siempre y cuando le facilites que lo mastique y lo trague.

Disolverlo en agua es también una oportunidad siempre y cuando la medicina en cuestión lo permita.
Aprovechar un juego te puede resultar exitoso, siempre y cuando tu mascota sea una especie que interactúe contigo, como cualquier tipo de perro. Juega con ella un poco antes de introducirle la medicina en medio del proceso.

En ocasiones, puedes elegir algún medicamento que tenga un determinado sabor, así que consulta a tu especialista para ver si tienes la oportunidad en el caso de lo que te haya diagnosticado. Si puedes darle una medicina con un sabor que le agrade el trámite resultará muy sencillo.

Aprovecha las comidas para que tome los medicamentos (Foto: iStock)

Además de estos pequeños consejos, pedir ayuda siempre es una buena idea porque en ocasiones no podrás administrar la medicina tú solo, especialmente si requiere el uso de una jeringuilla o si son gotas oculares por ejemplo. De todos modos, el veterinario es una auténtico experto en técnicas para dar medicinas a los animales de la manera menos estresante para ellos, así que no dudes en consultarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.